Yo presidente, el videojuego electoral

Por Juan Castromil ,

Yo presidente es un videojuego donde deberás hacer todo lo posible por ganar las elecciones y llegar a la Moncloa

Si después de los debates creías haberlo visto todo, te equivocas. Aún hay más. Los chicos de Planeta DeAgostini han lanzado un videojuego que no puede dejar indiferente a nadie, Yo presidente. Objetivo: la Moncloa. Como su propio nombre indica, el videojuego te pone en la piel de un candidato cuya misión es salir reelegido en las próximas elecciones. Para ello deberás decidir la estrategia de pactos territoriales, la política antiterrorista, gestionar los presupuestos generales y en general lo que viene a ser esto de gobernar España (incluyendo algunos trucos políticamente incorrectos si quieres) al más puro estilo de simulación político social.

Objetivo: la Moncloa, ofrece diferentes modos de juego, incluyendo algunos retos tanto a nivel nacional como internacional, aunque en el fondo lo importante es mantener el índice de popularidad alto para poder estar en el gobierno el mayor tiempo posible. Eso sí, después del 9 de marzo no se acaba el juego. Puedes elegir otro país y seguir jugando en busca del éxito político. No en vano ya se lanzó en Francia con bastante éxito durante las pasadas elecciones.

Yo presidente cuesta 29,95 euretes y está recomendado para mayores de 16 años, no vaya a ser que se aficionen y quieran ser presidentes desde demasiado pequeñitos. En fin, ya nos podemos ir olvidando del entrañable Sim City que jugabamos cuando éramos más jovenes. ¿A quién se lo regalarías? ¿A Zapatero o a Rajoy?.

Compartir en:

Una respuesta a “Yo presidente, el videojuego electoral”

  1. Neek dice:

    Muy buen juego, a pesar de la criticas de algunos, a lo que le gustan los simuladores politicos se los recomiendo. Cada decision tiene un efecto, manener la imagen es dificil, en las elecciones procurar tener mayoria en el parlamento tambien lo es, la ventaja de tener mayoria es la aprobacion de la leyes asi como si nada, si no funciona eso, sobornamos al presidente del partido en cuestion, y si tampoco podemos aporbar nuestra ansiada ley, tenemos mas medidas como para solucionarlo, entre ellas disolver el parlamento. Lo resaltante ademas de la realidad que demuestra, son los asuntos internacionales, es decir, ahora por ejmplo estoy con China y mi objetivo no es mantenerme en el poder, sino ….el mundo ;-) Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos