Sweatcoin, una aplicación que convierte tu ejercicio en dinero

Los usuarios ganan monedas virtuales que pueden cambiar por gadgets, productos o servicios

Por Manu Contreras ,
Foto (CC) Bruno Nascimento/Unplash

El mundo parece que está totalmente obsesionado con las nuevas monedas virtuales, como Bitcoin, Ethereum o Monero (entre muchas otras). Otras plataformas crean su propia moneda para revitalizar su negocio, como Telegram o Ripple. Ahora también tenemos aplicaciones que crean su propia moneda para cambiarla por otros bienes, en este caso, a cambio de tu esfuerzo físico.

Sweatcoin es una nueva aplicación disponible en sólo tres países, pero que se está expandiendo. Es bastante simple, esta aplicación te anima a que hagas ejercicio, ya sea correr o andar y cambia ese esfuerzo físico por tokens (sweatcoins).

Sweatcoin para iOS. Foto: NYT

No dista mucho de una aplicación de fitness tradicional que puedes encontrar en la App Store o en Google Play, solo que en vez de darte un refuerzo emocional de kilómetros recorridos o de círculos que cierras, como hace el Apple Watch, los puntos que consigues los cambias por regalos.

¿Consigues 35 sweatcoins? Puedes tomarte gratis un café. Si logras 200 sweatcoins puedes comprar unos leggings de diseño. Según los cálculos de Lifehacker, por cada 1.000 pasos logras un sweatcoin. Si logras hacer 10.000 pasos al día, en un par de meses lograrías un gadget, como un FitBit Flex que cuesta 550 sweatcoins.

Cuando más deporte hagas con esta aplicación, más tokens ganas y puedes intercambiarlos por regalos. Es, quizá, la forma más materialista pero eficiente de que la gente salga a la calle a hacer deporte.

Sweatcoin logra beneficios gracias a que cobra a las marcas o negocios para que estén disponibles en su especial tienda de esfuerzo físico. Los usuarios están contentos porque si ya hacían deporte ahora pueden sacar productos, las empresas logran clientes nuevos y Sweatcoin puede ganar dinero con esos negocios y con tus datos.

Por ahora la aplicación está disponible por ahora en EE.UU., Reino Unido e Irlanda, pero se están empezando a abrir a más países.

+ Info | The New York Times

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos