Steve Jobs, la magia del visionario

Por qué admiro a Steve Jobs (y le debo mucho)

Por Juan Castromil ,

steve jobs 1982

Dicen que una tecnología suficientemente avanzada es prácticamente indistinguible de la magia. Bien, pues Steve Jobs ha sido ese mago visionario que nos ha puesto en las manos cosas que no sabíamos que necesitábamos, y que ha revolucionado el mundo (aunque algunos aún no lo sepan).

Él no creó el Mac, ni Pixar, ni el iPod, ni el iPhone, ni el iPad (no al menos solo), pero sin él nada de esto habría existido. Para lograr el éxito ha sabido rodearse de gente brillante empezando por el mismísimo Steve Wozniak, más tarde en Pixar con John Lasseter y en su retorno a Apple con Tim Cook, Phil Schiller o Jonathan Ive. Pero Jobs tampoco ha querido nunca atribuirse el mérito de los productos de Apple, él simplemente hacía lo que tenía que hacer: dirigir una empresa y lo hizo descubriendo, coordinando y potenciando los conocimientos de muchas otras personas para revolucionar el mundo. Las ideas no son solo de quién las tiene, también son de quién las saca adelante.

Jobs ha sabido combinar sus dos pasiones la tecnología y el diseño. Su obsesión por su trabajo y por crear productos bien hechos es una de las mejores lecciones que nos ha podido dejar, pero no hay que olvidar su filosofía vital que quedó perfectamente resumida en su mítico discurso de Stanford dónde, consciente de su vulnerabilidad física, mostró su lado más personal. Jobs no sólo ha sido un gran hombre, también ha sido una gran persona.

Steve Jobs quería cambiar el mundo y lo ha logrado. Ahora Jobs forma parte de la historia al mismo nivel que otros grandes personajes a los tanto ha admirado. Jobs ha evitado un mundo de tecnología gris y ha logrado hacerla accesible, útil y divertida. Ha sido una estrella fugaz que nos ha iluminado y de las que con suerte sólo ves una vez en la vida. Deberíamos estar felices de haber podido disfrutar de él, de sus keynotes, de sus ideas y productos, de… Ahora nos toca dosificar de su legado.

Seguro que muchos pueden describir a Jobs como un ser exigente, crítico, duro, riguroso, orgulloso, secretista, irónico, inflexible, dominante, solitario e incluso manipulador. Pero también era un visionario, perfeccionista, incansable, ambicioso, valiente, despierto, ingenioso, soñador, decidido, rebelde, carismático, persuasivo, creativo, combativo, instintivo, entusiasta, fiel, sincero. ¿Un loco? no, para nosotros un genio.

steve jobs home office

© de ambas fotos Diana Walker

// < ![CDATA[
// < ![CDATA[
// < ![CDATA[
// < ![CDATA[
//

Compartir en:

3 respuestas a “Steve Jobs, la magia del visionario”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Dicen que una tecnología suficientemente avanzada es prácticamente indistinguible de la magia. Bien, pues Steve Jobs ha sido ese mago visionario que nos ha puesto en las manos cosas que no sabíamos que necesitábamos, y que ha…..

  2. Lord flunxone dice:

    Buen artículo Juan. Creo que no apreciaremos la desaparición de Jobs hasta dentro de unos cuantos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos