Los empleados de esta startup llevan microchips implantados para identificarse o pagar

Los implantes de chips RFID permiten identificarse instantáneamente para abrir puertas, usar impresoras o comprar en su cantina

Por Manu Contreras ,

Los implantes en el cuerpo para identificarse no son algo nuevo, pero sin duda lo que la empresa sueca Epicenter ha logrado, está lejos de todo lo visto. Esta empresa, un hub para startups en Estocolmo que tiene unas 2000 personas trabajando en sus oficinas, los anima a inyectarse en la mano un pequeño implante que les permite identificarse mediante tecnología RFID.

Historias sobre implantarse este tipo de chips no son nuevas. Durante años se ha escuchado historias sobre discotecas que usan estos chips para identificar a sus VIP, o incluso personas que se los implantan para usarlos como identificador inalámbrico.

Estos chips no son mucho más diferentes de los que se pueden encontrar dentro de una tarjeta de crédito contactless. En su memoria se almacena información simple y cifrada de quién es esta persona y su identificador único.

En el caso de una empresa, la utilización es la misma que la de una tarjeta que llevas colgada del cuello y que sirve para abrir puertas, pero en tu mano, lo que es más cómodo. ¿Quieres comprar un refresco de la cantina o una máquina? No necesitas tarjeta, sólo pones la mano por el lector. Lo mismo para abrir puertas o para entrar al edificio, como pudo comprobar BBC el año pasado.

Estos implantes se insertan gracias a una pequeña intervención mediante una inyección en la mano. El chip es tan pequeño, que apenas es más grande que un grano de arroz. Muy similar al chip que se les implanta a animales de compañía y que incluyen información del animal y de su dueño.

CEO of SEFS, Niklas Birgetz, getting his chip implant at the Gyllene Hjulet event, hosted at Epicenter tonight. Way to go! #epicenterstockholm

Una publicación compartida de Epicenter Stockholm (@epicenterstockholm) el

«El CEO de SEFS, Niklas Birgetz, implantándose un chip en el evento de Gyllene Hjulet, que Epicenter acogió esta noche»

Según Daily Mail, estos implantes se han vuelto tan populares en la empresa, que hacen fiestas donde los inyectan. De unos 2000 empleados que tiene Epicenter, 150 ya cuentan con un implante para hacer su vida en la oficina más sencilla.

Lo más importante, retirar este tipo de implantes es sencillo, sólo se requiere hacer un pequeño corte en la zona donde se inyectó y retirarlo. No es algo que quieras hacer en tu casa, más bien por un profesional.

Los implantes son conocidos entre los “bio-hackers”, personas que se implantan tecnología. Un ejemplo es el experimento que Charlie Warzel de BuzzFeed hizo en 2016, inyectándose uno de estos chips RFID en su mano.

En este ejemplo, Warzel hizo algo bastante sencillo una vez tienes uno de estos chips, enlazó este implante con su cuenta de Venmo para hacer pagos en tiendas.

Con un sistema como este que es capaz de identificarte, llegan los comentarios acerca de cómo esto es un enorme problema de privacidad, o incluso de control de masas. La realidad es que este tipo de chips tienen un rango de acción mínimo, de apenas un par de centímetros en el mejor de los casos. Hoy en día tu teléfono es un problema de privacidad y de control más grave que un pequeño chip en la mano.

+ Info | Daily Mail

Compartir en:

Últimos vídeos