Space Invaders, 30 años de marcianitos

Por Juan Castromil ,

En 1978 Taito lanzó Space Invaders, uno de los grandes clásicos de los videojuegos y de las máquinas recreativas

Los marcianitos cumplen 30 años, y ahí están, tan frescos como el primer día. Quién iba a decirle al diseñador japonés Toshihiro Nishikado que trabajaba en Taito Corporation, que su criatura, el juego “Invasores del Espacio” iba a generar un fenómeno social tan intenso y con tanta duración en el tiempo. El merchandising asociado superó todas las expectativas (y ha llegado hasta hoy) además de que provocó una considerable demanda de monedas para echar a las maquinitas. Yo me dejé una buena cantidad de ellas sin llegar a batir ninguno de los records del barrio.

Como curiosidad cabe destacar algo que hoy parecería imposible y es que el Space Invaders no tenía copyright por lo que rápidamente le surgieron diversos competidores basados en la misma atractiva estructura. Los invasores acercándose vertiginosamente a La Tierra y nosotros defendiendo valientemente el planeta con un sólo cañón y unos pocos bunkers donde refugiarnos. Sin embargo ninguno eclipsó al original.

Si quieres puedes echarte una partidita online para recordar los viejos tiempos.

Compartir en:

4 respuestas a “Space Invaders, 30 años de marcianitos”

  1. […] Gracias a Clipset, además de enterarme de que en este 2008 el juego Space Invaders cumple 30 años, me ha entrado el gusanillo “vintage” y he empezado a buscar cosas relacionadas. Por lo pronto gracias a Clipset veo que en hay una web oficial donde se puede jugar y se cuenta algo de la historia (en ingles) como que el gobierno Japonés tuvo que augmentar la cantidad de monedas en circulacion por que las maquinas del juego se las comian todas: SpaceInvaders.de […]

  2. Oscar dice:

    Bonito homenaje a este clásico, yo me tiré horas jugando con el : ))) como ha cambiado todo….

    un saludo, te invito a ver mis fotos, saludos

  3. ghostDancer dice:

    El éxito fue tal que en Japón , llego a haber escasez de monedas y casi tuvo que intervenir el gobierno.
    Yo que soy de la generación de los 8 bits, me acuerdo del cambio brutal de los “petacos” (pinball o maquinas del millón) a los “marcianitos”, la transformación de las salas de billares y futbolines en salas de videojuegos, y de la ruina que hicimos algunos, porque encima eramos (y sigo siendolo) nefastos con estos juegos por mas que me gustaran e “invirtiera” en ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos