Samsung Galaxy Note 10, solo el puntero S-Pen sobrevive

El Note 10 de Samsung trae más pantalla, más cámaras, más funciones con el S-Pen y no decepciona pero tampoco sorprende

Por ,

Samsung estrenó el concepto de phablet con el Galaxy Note que ahora llega a su décima generación, el Galaxy Note 10. Sus señas de identidad siempre fueron su pantalla de gran tamaño y el puntero S-Pen. El resto de los componentes siempre centrados en ofrecer el móvil de mayor orientación profesional y empresarial posible.

Samsung Galaxy S10+, unboxing y primeras impresiones

Así es como una vez más el Samsung Galaxy Note 10 llega a nuestras manos. Pero en esta ocasión en dos tamaños; 6,3 y 6,8 pulgadas para el Galaxy Note 10 y Galaxy Note 10+ respectivamente. Consecuencia directa del nuevo tipo de pantalla infinita Dynamic AMOLED que extiende más aún la superficie visible y que permite jugar más con los bordes. Tan solo la cámara frontal recortada en el centro rompe la continuidad.

La primera sensación al probarlo es que estamos ante una revisión del Note 9 con mucha influencia del Galaxy S10. No solo la pantalla dinámica, también el escáner dactilar bajo pantalla o el sistema de triple cámara (angular-normal-tele). Algo que resulta extraño porque hasta no hace mucho era el Note el que marcaba el ritmo de la innovación en Samsung. Ahora ha perdido ese punto a favor.

El Samsung Galaxy Note 10 ahora cuenta con dos tamaños diferentes y pantalla más infinita todavía

Otro cambio significativo es el del diseño y los acabados. Más redondeado en los bordes y con una versión con reflejos de colores que nos recuerda inevitablemente la tendencia que abrió Huawei (igual que la triple cámara).

Por dentro no decepciona pero tampoco sorprende. Procesador Exynos 9825, 8/12 GB de RAM y 256/512 GB UFS 3.0 de almacenamiento. Y como siempre solo el chip Qualcomm 855 para EE.UU. Incrementa la batería hasta los 3.500 y 4.300 mAh, con super carag ra´pida y Power Share para compartir carga con otros dispositivos compatible con Qi.

El puntero digital S-Pen da una vuelta de tuerca gracias a su conectividad Bluetooth y el giroscopo integrado. Ahora funciona como una especie de varita mágica que según el movimiento que hagas activa una u otra función de la cámara. Alto tan llamativo como pasajero. Afortunadamente su sistema de escritura sobre pantalla sigue siendo su punto fuerte y mejor reclamos frente a la competencia. Si no fuese por él, sería difícil diferenciarlo.

Sin embargo echamos de menos que el Galaxy Note 10 nos sorprenda con algo diferente al resto. Es dificil, pero antes solía hacerlo. Tal vez la mayor sorpresa sea la desaparición del jack de audio que había mantenido contra corriente.

+ info samsung

Compartir en:

Los comentarios están cerrados.

Últimos vídeos