Samsung Galaxy Fold vuelve a las tiendas, pero también las dudas sobre su resistencia

Una prueba de resistencia del móvil con pantalla flexible Samsung Galaxy Fold demuestra que el polvo puede meterse por su bisagra

Por ,

Samsung pone a la venta hoy el nuevo Samsung Galaxy Fold, el mismo móvil-tablet con pantalla flexible que tuvieron que retirar de las manos de periodistas porque su pantalla fallaba rompiendo el panel flexible. Aunque Samsung prometió arreglar todos sus problemas, Galaxy Fold vuelve a dar problemas poniendo en serias dudas la calidad de sus pantallas flexibles.

El pasado abril Samsung cancelaba los eventos de lanzamiento de Galaxy Fold como pudo  saber Clipset horas antes de confirmarse. Varios periodistas encontraron problemas con las pantallas que fallaron en varios modelos supuestamente por culpa de su bisagra.

Samsung retiró todos los dispositivos, incluido el de Clipset, para volver a diseñar las partes problemáticas, como su bisagra y la película plástica de protección que aparenta ser una pegatina.

No te lleves a la playa un Samsung Galaxy Fold

La semana pasada Samsung empezó a entregar algunos modelos a varios medios, pero a cuentagotas y sin hacer mucho ruido. Por suerte uno de ellos ha caído en las manos del youtuber JerryRigEverything, especialista en comprobar la resistencia de los dispositivos.

Lo que se confirma tras su despiece son varios de los cambios que ha realizado Samsung. Por ejemplo la película protectora de la pantalla de plástico ahora llega hasta los bordes y no parece una pegatina.

También el rediseño de la bisagra haciéndola más fuerte y sin que llegue a tocar el panel. Por lo menos eso se creía.

Uno de los problemas más importantes llega cuando prueba la resistencia al polvo. Si bien es cierto que se lleva al extremo lo de «móvil resistente al polvo» añadiendo un puñado de tierra, demuestra lo que podría pasar si, por ejemplo, te lo llevas a la playa.

De alguna manera parte de la arena que mete entre la pantalla flexible acaba en el mecanismo de la bisagra haciendo imposible acceder a ella para limpiarlo.

El ruido que hace la bisagra al entrar en contacto con el polvo residual es bastante fuerte y aparenta que en algún momento se va a partir, aunque en realidad solo sea el mecanismo rompiendo la arena.

Respecto a la resistencia del móvil-tablet de Samsung, no hay muchos que decir más que es bastante duro. Los bordes metálicos son de verdad, no plástico. La pantalla tiene una buena resistencia a las abrasiones y la presión.

A 24 horas de su lanzamiento una unidad vuelve a fallar

Samsung no tiene ni un respiro. Solo un día antes de su puesta a la venta una de las unidades cedidas a un medio, TechCrunch, empezó a fallar.

El problema vuelve a estar en el lugar más complicado, la parte de la pantalla que se dobla hacia dentro. En esta unidad cedida por Samsung para su reseña, la parte central ha empezado a mostrar píxeles muertos o con colores que no corresponden a la imagen, síntoma inequívoco de que se ha ejercido una presión que ha «matado» esa zona.

Cuando alguien compra un Galaxy Fold viene con un aviso importante de Samsung, diciendo que debes tener cuidado con:

  • Presión excesiva
  • Poner objetos como llaves en la pantalla antes de cerrarla
  • Exponer el Fold a agua o polvo
  • Añadir tu propio protector de pantalla al existente protector de pantalla
  • Mantener el dispositivo cerca de objetos como tarjetas de crédito y dispositivos médicos implantados

El precio recomendado de Galaxy Fold es de 2.000 euros en su versión normal sin 5G.

+ Info | JerryRigEverything

Compartir en:

Los comentarios están cerrados.

Últimos vídeos