¿Han saboteado realmente la fábrica de Tesla?

Elon Musk alerta de sabotaje en la planta de producción, mientras sigue teniendo problemas de producción con el Tesla model 3

Por ,
Foto: InsideEVs

Las cosas no van bien en Tesla. Elon Musk ha llegado a dormir durante semanas en la enorme Gigafactory que Tesla tiene en Nevada para corregir los problemas de producción que están retrasando las entregas del Tesla Model 3. Ahora han creado una nueva fábrica ante la desesperación de no llegar a las cuotas mientras alertan de un saboteador en Tesla.

El Tesla Roadster tendrá una opción Space X con auténticos cohetes

Musk anunció en un correo electrónico a todos los trabajadores que existe un empleado que ha estado saboteando la producción. Según el fundador de SpaceX y Tesla, un ex empleado ha accedido al software que controla la planta, incluidos los robots que automatizan gran parte del montaje, para ralentizar la producción y robar datos. Ya han demandado a esta persona, por lo que Tesla se enfrenta a su primera gran filtración de datos.

“Ha realizado cambios en el código en el sistema operativo de la planta de Tesla bajo nombres de usuarios falsos y exportando grandes cantidades de datos de Tesla altamente sensibles a desconocidos”, comenta Musk en un correo electrónico enviado el pasado fin de semana.

Musk llega a comentar que esta información robada puede ser muy valiosa para otras empresas del sector, tanto para crear sus propios coches o para «hundirlos».

Tesla anunció hace unos días el despido de una gran parte de su fuerza obrera, el 9% de sus trabajadores, dejando sin puesto de trabajo a algo más de 4.000 personas. Estos despidos se han justificado como una forma de optimizar la cadena de montaje y eliminar puestos redundantes, sobre todo cuando cada vez hay más robots obreros y un aumento de las malas condiciones laborales en sus fábricas.

Nueva fábrica improvisada al aire libre para fabricar el Model 3

Foto espía de @skabooshka

Mientras Musk intenta solventar los problemas de sus plantas de montaje en California y Nevada, para intentar ganar tiempo ante sus socios y accionistas, ha decidido crear una línea de montaje al aire libre.

Musk comentó en Twitter que era necesaria crear una nueva planta de montaje de forma inmediata para lograr alcanzar la producción de 5.000 coches Model 3 por semana. Como no era posible levantar un edificio en tan poco tiempo, la mejor solución que se les ha ocurrido es montar en un solar una gran carpa donde están todas las máquinas y personal necesario para montar un automóvil.

«Necesitamos otra línea de montaje general para alcanzar la producción de 5.000 Model 3 a la semana. Un nuevo edificio era imposible, así que construimos una carpa gigante en 2 semanas.»

Por regla general todos los vehículos se fabrican en edificios cerrados. Así se se controla todo lo que entra y lo que sale. No se sabe si afectará de alguna forma que estos vehículos se monten al aire libre. Además, el acceso a las inmediaciones de la planta ya levantan sospechas.

Algunos usuarios en redes sociales, llamémoslos no muy fans de Tesla, han creado cuentas para mostrar cómo es esta planta de montaje rápida. Lo que observamos es una línea de producción de unos 50 a 100 metros, donde van llegando los chasis desnudos del Model 3 y van pasando a una cadena donde trabajadores van poniendo todas las piezas.

No queda claro que esta fábrica improvisada vaya a lograr esos 3.000 vehículos a la semana que Tesla necesita para lograr sacar beneficios, porque pese a sus 15 años de vida, Tesla nunca ha logrado beneficios en su historia.

+ Info | The New York Times

Compartir en:

Los comentarios están cerrados.

Últimos vídeos