Olympus OM-D E-M5 Mark III, probamos la cámara de combate

La Olympus OM-D E-M5 Mark III es mucho más ligera y compacta que las cámaras basadas en Full Frame, sin renunciar a una calidad profesional

Por

La Olympus OM-D E-M5 Mark III representa como casi ninguna otra cámara del mercado las bondades del sistema micro 4/3. Una cámara de tamaño compacto y ligero sin renunciar a diversas tecnologías que aseguran una foto casi perfecta.

Insta360 One R, probamos la cámara con módulos personalizable

En un principio puede parecer que la versión Mark III (3ª generación) de la OM-D E-M5 Mark III es más de lo mismo. Pero lo cierto es que el modelo previo ya estaba al límite de lo que se puede ofrecer en este tipo de cámaras.

La Olympus OM-D E-M5 Mark III es mucho más ligera y compacta que una cámara basada en Full Frame, sin renunciar a una calidad profesional

La nueva versión da una vuelta de tuerca integrando un sensor precedente de la versión profesional para mejorar los resultados de resolución y detalle. Pero también actualiza el diseño para hacerlo lago más ligero.

Olympus OM-D E-M5 Mark III

Sin embargo en el clipsetlab nos sigue gustando lo que siempre nos ha gustado de esta saga: su resistencia ante los elementos y la ligereza del conjunto. En una cámara de este tipo, pensada principalmente para viajes, se agradece la posibilidad de usar objetivos de gama profesional que ocupan y pesan menos de la mitad que sus equivalentes Full Frame.

Por supuesto habrá quien esto no lo considere un factor importante y prefieran otras ventajas de los formatos de mayor tamaño. Pero si tienes que llevar todo el equipo en la mochila, esta Olympus es una buena opción.

+ info | Olympus

Compartir en:

Los comentarios están cerrados.

Últimos vídeos