¡Ojo! Estos juguetes conectados almacenan en internet las conversaciones de los niños

"Cayla" y "i-Que" son dos muñecos que se conectan a internet y reconocen la voz de los niños, almacenando datos en servidores sin protección de datos

Por Manu Contreras ,

Llega la época en que los padres deben ayudar a los Reyes Magos o a Papá Noel para encontrar los juguetes que sus hijos han pedido. Entre tantísima oferta hay cada vez más juguetes conectados a internet con tecnología muy interesante, como los juguetes que pueden seguir conversaciones con los más pequeños.

No se suele pensar en la privacidad de los juguetes conectados y los más pequeños a no ser que tengan una cámara, pero productos que se conectan a internet para conversar, también pueden representar un problema de privacidad. Así se ha pasado con dos muñecos: “My Friend Cayla” y “I-Que”, que pese a estar enfocados a angloparlantes, se venden en España mediante Amazon.

Incluyen una aplicación para móvil que los niños usan para mandar mensajes a los muñecos, reconociendo la voz y lo que dicen. Estos juguetes preguntan datos personas como su nombre, el de los padres, su colegio o la ciudad donde vive. Información personal muy sensible que se envía a servidores en EE.UU. Una vez allí, se pierde el control de qué se hace con esa información.

La aplicación manda el audio a un servidor de la empresa Nuance Communications, una empresa muy conocida por sus sistemas que traducen audio a texto. Así la aplicación de los juguetes puede interpretar qué están contando los niños, pero estas conversaciones se almacenan para mejorar la calidad de las respuestas.

La Política de Privacidad de Nuance indica que pueden usar estas conversaciones internamente para mejorar su software, también se pueden usar con fines de publicidad y marketing. Esta recolección de datos de menores está prohibida en muchos países y ya se ha pedido la apertura de una investigación para conocer qué se hacen con estos datos.

Hello Barbie, la muñeca con Inteligencia Artificial para conversar

No es la primera vez que los juguetes conectados se enfrentan a problemas de privacidad, que es un tema muy diferente cuando están enfocados a los niños. Mattel lanzó una Barbie conectada capaz de conversar con los más pequeños de la casa, sin tener muy en cuenta que las conversaciones se almacenaban para

+ Info | TechCrunch, BuzzFeed

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos