Los drones de Google ya reparten comida en Australia

Los drones de Google cambian de formato y ahora pueden dejar paquetes sin que nadie les indique dónde

Por Manu Contreras ,

Google tiene drones, quizá no lo sabías pero su división de proyectos locos “Google X” ha creado el llamado Project Wing. Y ahora ese drone ya realiza sus primeros vuelos en situaciones reales en Australia, repartiendo comida.

El drone de Project Wing ha crecido bastante, es un enorme drone con 12 rotores y un diseño que se asemeja más al de un avión que el típico cuadricóptero que reconocemos como drone. Desde luego, el diseño del drone es radicalmente diferente al que conocíamos, con el permiso de Parrot Disco

¿Tienes un nuevo drone? Estas son las reglas que debes respetar

Aunque Google X comenta que han hecho cientos de horas de pruebas en EE.UU., por primera vez empiezan a funcionar como un servicio de distribución. No nos engañemos, aunque este tipo de drones tienen un potencial enorme, la mayoría de empresas querrán usarlo para enviar pequeños paquetes.

En esta foto de Guzman y Gomez se puede ver el tamaño de los drones de Google. Foto: Guzman y Gomez

El primer trabajo para Project Wing ha sido enviar tacos de la cadena de comida mexicana Guzman y Gomez. Aunque parezca una forma bastante tonta y casi un desperdicio de recursos, este caso demuestra cómo podría funcionar un drone en una zona sin muchos obstáculos.

Lo curioso de este caso es que los drones de Google no aterrizan para recoger los paquetes. Desde el aire, un cable con un gancho permite atar una bolsa con la comida a domicilio. Cuando el drone llegue a la zona donde se encuentra el cliente, deja la bolsa en el suelo y se marcha a por otro pedido.

Lo más importante de esta prueba no es que el drone pueda recorrer kilómetros de distancia, o incluso que pueda llevar un paquete de comida, sino que ahora es capaz de detectar independientemente el mejor lugar para dejar el paquete. No necesita enormes códigos QR o marcas que el drone reconozca como zona de aterrizaje.

Con este capacidad automática sin intervención de un humano de dejar paquetes, estamos más cerca de ver enjambres de drones repartidores en algunas ciudades. Todavía queda por resolver cómo podría funcionar un servicio así en una gran ciudad, llena de barreras arquitectónicas. Eso sí, en áreas abiertas y rurales, un drone es la solución perfecta para repartir comida y pequeños paquetes.

+ Info | Medium

Compartir en:

Últimos vídeos