LG V30, un gran móvil para creación audiovisual que llega tarde

El LG V30 nos sorprende con su potencial creativo, pero llega con 10 meses de retraso

Por ,

Nunca es tarde si la dicha es buena… o al menos eso dice el refrán. Pero lo cierto es que LG ha jugado al límite al no poner a la venta el LG V30 hasta el próximo 15 de diciembre (al menos en España). La consecuencia más directa es que, pese a ser un excelente dispositivo, la competencia se le va a comer el turrón (o el Oreo según sea el caso).

El LG V30 ya ha pasado por el clispetlab demostrando que es todo lo que no ha sido el LG G6. Es decir, un auténtico smartphone estrella. Un procesador Snapdragon 835 (con 4GB de RAM+64GB) de última generación que aporta potencia y fluidez. Una pantalla FullVision que no solo se extiende más sobre el frontal, sino que también es más colorida y luminosa gracias a su tecnología P-OLED con HDR10. Finalmente una cámara dual que no solo es la más luminosa del momento, también recupera el autoenfoque por láser que perdió el G6 con nefastas consecuencias.

Claro que el V30 tiene unas prestaciones audiovisuales que apoyan este poderoso hardware de forma casi única. Una de las más destacables son los modos de grabación cinemáticos de vídeo.  Una serie de 15 efectos de imagen que hace destacar cada grabación aportándole un toque único. A esto se le suma un zoom inteligente que permite seleccionar cualquier punto del encuadre (no solo el centro) y realizar un acercamiento suave de forma súper sencilla o el formato de grabación profesional ‘log’. Todo esto se complementa con un audio de 32 bits HiFi Quad DAC, lo que aporta una claridad y espacialidad sobresaliente, además de permitir una gran personalización. Eso sí, usando la clásica conexión tipo jack y los geniales auriculares B&O que vienen incluidos. El sonido, sin duda, es uno de los valores ocultos heredados de este V30.

Su construcción es elegante y sólida, basada en cristal Gorilla Glass 5 con borde metálico y certificación IP68 y que resulta sorprendentemente delgada y ligera frente al resto (158 gr/7,3 mm). La pantalla de 6 pulgadas ahora utiliza un panel OLED similar al usado en sus televisores, con formato 18:9 y resolución QuadHD (2880×1440). El V30 ofrece varios ajustes según el perfil de uso (normal, cine, web o foto), así como el reescalado de formato y ajuste de resolución.

En este cuerpo se aloja una batería de 3.300 mAh que le aporta una autonomía similar a la de la competencia, claro que si abusamos del componente audiovisual este valor se reduce notablemente. Esta batería se puede cargar mediante el sistema de carga rápida Quick Charge y también de forma inalámbrica mediante Qi. Dos opciones que ya son casi obligatorias en este segmento de móviles.

Sin duda uno de los valores más interesantes de LG y por supuesto del V30 es su cámara dual basada en un sensor de 16 Mpx con óptica normal (71º) con lentes de cristal y f/1.6, y otro de 13 MPx con óptica gran angular (120º) y f/1.9. Esta combinación es exclusiva, ya que el resto de las marcas apuestan por una combinación de angular+tele u objetivos gemelos (con sensor ByN o RGB). Esta opción aporta espectacularidad a las fotos y es de gran ayuda en vídeo, pero carece del efecto de moda, el desenfoque del fondo en los retratos. Una función creada por software que echamos algo de menos en el V30.

El LG V30 mantiene el escáner dactilar/botón de inicio en el respaldo y se combina con otros dos métodos de seguridad biométricos; la voz y el reconocimiento facial. No son combinables entre sí, pero ofrece una amplia gama de posibilidades según el gusto del usuario, aunque ojo, no todas son igualmente seguras.

Este terminal llegará a las tiendas el 15 de dicembre a un precio de 899 euros. Eso sí, todavía con Android 7.1.2 preinstalado, pese a que Android 8.0 Oreo ya está en el mercado desde hace meses. Al menos si que incluye Google Assistant y es compatible con el visor VR Daydream.

En conclusión, LG tiene un diamante en bruto, pero difícil de pulir en un mercado y momento complejo, con una competencia fuerte en todos los ámbitos. Sin duda los aficionados a la fotografía y vídeo son los candidatos ideales para este móvil, cuyo mayor error es llegar el último al escaparate.

Compartir en:

Los comentarios están cerrados.

Últimos vídeos