La inteligencia artificial aprende a jugar videojuegos… y hace trampas

Una universidad alemana comprueba que la IA es capaz de encontrar bugs en videojuegos para completar la partida de forma óptima

Por ,

Los videojuegos son la constatación de cómo la tecnología aplicada al ocio puede dar como resultado horas de diversión y asombrosas obras de arte. Pero también son capaces de sacar cosas tan vergonzantes como la capacidad de hacer trampas. Pues bien, ahora un ordenador con inteligencia artificial desarrollado para jugar a Qbert, ha sido tan inteligente que ha igualado al ser humano… para hacer trampas.

El experimento utilizaba un ordenador programado con IA para jugar al clásico Qbert de Atari. Los juegos y videojuegos son un área donde la IA es especialmente buena, como ya demostró AlphaGo de Google al ganar al campeón del mundo de Go.

Libratus, el mejor bot de póker ya machaca a los humanos

Pero a veces la IA se sale del guión como les ha ocurrido a los investigadores de la universidad de Freiburg en Alemania, donde usaron juegos de Atari de hace 30 años. En uno de los juegos -Qbert- el sistema encontró una forma de explotar un bug del juego entre niveles, que le ha permitido completar el juego entero y obtener puntos ilimitados.

El objetivo del juego es pasar por todas las casillas del nivel y hacerlas cambiar de color saltando sobre ellas. Este es el truco que la IA ha encontrado para superar el juego gracias al bug. La diferencia frente a AlphaGo es que en los videojuegos existe una programación detrás del videojuego que tal vez la IA es capaz de entender mejor que un humano y encontrar nuevas formas de ganar que para un jugador tradicional son invisibles.

El caso es que a los investigadores de IA también les gustan mucho los videojuegos porque son capaces de hacer que la IA ‘piense’ de una forma diferente a lo que nunca antes ningún humano había hecho. Y eso desde luego es un importante avance en este área… aunuqe sea haciendo un poco de trampa.

+ info | SAI

Compartir en:

Los comentarios están cerrados.

Últimos vídeos