Google estrena la era de los envíos por drones con Wing

Wing, una empresa de Alphabet/Google, ya hace repartos de pequeños paquetes en Canberra, Australia

Por ,

Una de las empresas creadas bajo el ala de Google llamada Wing ya hace repartos de paquetes con drones, adelantándose a Amazon y otras empresas de paquetería que han probado programas similares.

Wing es una empresa que nació de Google X, la rama de «ideas locas» y que después pasan a independizarse bajo la empresa que engloba todo, Alphabet.

La empresa se centra en el envío y recepción de pequeños paquetes, pero en vez de usar personas para transportarlos, usan unos drones de tamaño medio para llevarlos de su centro de distribución a los clientes.

Wing lleva probando su servicio en Australia, concretamente en Camberra, hace más de un año. Inicialmente con productos de poco peso, aunque según evolucionen la efectividad de los drones, podrán transportar paquetes más pesados.

No todo el mundo puede recibir un paquete por drone

Durante los últimos 18 meses de pruebas en Camberra, Wing ha entregado más de 3.000 paquetes a clientes. El problema de este servicio es que no todo el mundo puede recibir un paquete, ya que se requiere tener una pequeña parcela o jardín cercano para que el drone se estabilice y baje el paquete con un cable.

Según la empresa se espera que al menos 100 casas de Camberra sean los primeros clientes oficiales, expandiéndose a más suburbios mientras buscan una forma de llevar los drones repartidores a zonas más pobladas.

Australia estrena drones para detectar tiburones en sus playas

Estos drones no son precisamente pequeños, como podría ser un DJI Phantom, es más grande para ser más rápido y que sus baterías sean capaces de durar más kilómetros. Pero esto está generando un problema entre los vecinos, ya que el ruido de los drones es infernal.

Según el medio local ABC News, algunos vecinos no pueden soportar el ruido de todos sus motores, un zumbido altamente irritable que no todo el mundo está dispuesto a soportar al estar en sus casas.

Según algunos vecinos de Camberra, un veterano de la segunda guerra mundial estaba traumatizado por el ruido de los drones porque le recordaba vivencias vividas en la guerra.

El ruido es algo que no indica ningún vídeo o texxto promocional de Wing, como este.

Este ejemplo es perfecto, el drone entrega un paquete a unos 20 metros de distancia y el ruido es horrible.

El regulador de Australia ha marcado unas reglas estrictas para este tipo de empresas.

  • Podrán volar sobre calles y casas pero no sobre «arterias importantes»
  • Los drones pueden volar 5 metros por encima de las personas y 2 metros en horizontal
  • No pueden volar antes de las 7 de la mañana entre semana y a partir de las 8 de la mañana los fines de semana
  • Los usuarios que puedan usar Wing recibirán un pequeño curso sobre como no aproximarse a los drones

+ Info | WingWing en Medium, Business Insider

Compartir en:

Los comentarios están cerrados.

Últimos vídeos