Por qué tal vez no sea una buena idea que Google cambie de Nexus a Pixel

Los Nexus triunfaron en un mercado casi virgen, pero los Pixel tienen casi todo en contra para hacerse un hueco en el mercado

Por Juan Castromil ,

img_agarcial_20161004-140654_imagenes_lv_propias_google_pixel_pixel_xl-ky5-u41774891837q3g-992x558lavanguardia-web

La presentación de los nuevos Pixel, los smartphones de Google no han dejado indiferente a nadie. La lánguida muerte de los antiguos Nexus en favor del nacimiento de los Pixel tiene mucho trasfondo estratégico, y se puede resumir en que Google quiere replicar el modelo de negocio de Apple en el mundo Android. Sin embargo Android es un ecosistema muy diferente. Con sus ventajas y sus inconvenientes, pero muy diferente, y a Pixel le costará destacar.

php63q0hb

Con la estrategia, Nexus Google logró forzar al resto de los fabricantes a desarrollar smartphones de prestaciones muy interesantes a un precio muy ajustado. La filosofía inicial era invadir el mercado de dispositivos Android capaces de resistir dignamente la competencia del iPhone, a una fracción de su precio. Tal vez no tuvieran acabados de alta gama -y algunas cosas fueran mejorables- pero es lo que el mercado quería. Por eso funcionó durante un buen tiempo y funcionó muy bien… hasta que Google decidió cambiar de rumbo.

captura-de-pantalla-2016-10-04-a-las-18-35-46

Los nuevos Pixel heredan el alma de los últimos Nexus, pero se orientan directamente a lo más alto del mercado, no sólo por su construcción o prestaciones, sino sobre todo por su precio -y eso puede complicar mucho las cosas-. Un precio excesivamente alto para un terminal que puede que realmente lo merezca, pero que tiene mucha competencia y que, sin embargo, no ofrece nada diferencial. Esa competencia -desde Samsung hasta OnePlus- más asentada en el mercado, es más conocida, tiene mejor precio y es más accesible.

captura-de-pantalla-2016-10-04-a-las-18-28-11

En un análisis rápido podemos ver que el Pixel -fabricado por HTC- no aporta nada nuevo. Prometen la mejor cámara del mundo en un móvil, pero eso hay que demostrarlo. También ofrecen el asistente de voz “Google Assistant” o  el almacenamiento ilimitado de fotos y vídeo en la nube de Google, pero no son prestaciones, son servicios que casi seguro pronto podrán usar los dispositivos de la competencia. Es cierto que están fabricados con lo mejor de lo mejor, pero eso ya lo hacen (o lo harán pronto) sus rivales Android.

Pero no es la única piedra en el camino de Pixel. Tiene casi el mismo precio que el iPhone, pero mientras el iPhone comite consigo mismo, el Pixel compite contra su propia industria Android. Y no es poca. Además su modelo de venta online tiene un alcance claramente inferior al de las marcas establecidas, que se venden por operadora o en tienda.

captura-de-pantalla-2016-10-04-a-las-18-35-56

Con todo esto cabe preguntarse si la apuesta de clonar el modelo de Apple ha sido bien evaluada por Google. ¿Era necesario matar a los Nexus? La propuesta no está mal, pero los Pixel, por mucho que quieran desde Mountain View son demasiado caros para hacerse un hueco destacado en el mercado.

Compartir en:

Una respuesta a “Por qué tal vez no sea una buena idea que Google cambie de Nexus a Pixel”

  1. Onaj dice:

    Hay un punto a favor de Pixel, son los únicos 100% compatibles con Daydream.

    Además, Daydream tiene su propio entorno de programación compatible con los motores 3D más populares de mercado, por lo que para los desarrolladores parte con ventaja respecto a su inmediato competidor, Samsung Gear.

    Además de costar menos de la mitad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos