Gibson Dark Fire, más allá de la guitarra robot

Por Juan Castromil ,

Gibson presenta la Dark Fire, la guitarra más tecnológica del mercado

Si exceptuamos el Guitar Hero, la nueva Dark Fire de Gibson es posiblemente la guitarra más deseada del sector tecnológico, y es que no en vano está repleta de avances técnicos en diversas áreas, algunas de las cuales incluyen hasta la conexión Firewire y una comunidad de Internet propia (que está muy de moda, dicen).

La Dark Fire es la tercera en la línea dinástica de las Gibson tecnológicas, después de la Digital y la Robot  (que probamos en directo en CLiPset). La guitarra no sólo es capaz de autoafinarse como lo hacía la Robot, sino que ha reducido el tiempo que tarda en configurarse con alguna de las afinaciones precargadas a un solo segundo… por lo que puede cambiarse de afinación en medio de una canción de forma casi instantánea gracias a su perilla MCK (Master Control Knob) y sus nuevas clavijas más pequeñas y ligeras.

Este nuevo modelo cuenta la tecnología de pastillas Chameleon Tone, un nuevo software, un pequeño preamplificador de estudio de alta calidad, varios efectos y emulaciones que llevarán el máximo potencial a los dedos de alguno de los 2000 afortunados propietarios. Ellos podrán tener una de estas Dark Fire a partir del próximo lunes 15 de diciembre, porque una vez más se trata de una edición limitada que no volverá a construirse.

Con suerte nos haremos temporalmente con una y podremos grabar su funcionamiento.

Compartir en:

  • Si en medio de una canción eres capaz de tocar todos esos botones y que funcionen vas listo. La guitarra apunta soluciones, pero es un follón. Y de comunidad entorno a ella…los cojones con un producto que supera los 2.000 euros. Esa pasta se la gastan en su mayoría profesionales, y normalmente ya saben el sonido que quieren, así que no necesitan tanta pollada.

Últimos vídeos