En su exterior parece una Game Boy de hace casi 30 años, pero en su interior es una Raspberry Pi Zero con cientos de juegos

Leer más