Francia estrena la primera carretera solar de Europa… en un pueblo con poco sol

La carretera solar ha costado 5 millones de euros, mide un kilómetro de largo y se espera que genere la energía que necesita el alumbrado público durante todo un año

Por Manu Contreras ,

La primera carretera solar del mundo está en Misuri, como parte de un proyecto en la famosa Ruta 66. Pero Europa también tiene su primera carretera solar, no vamos a ser menos. Se trata de un tramo muy pequeño, situada en Normandía, que consta de celdas solares recubiertas de un material duradero para que los vehículos puedan circular.

Un tramo de 1 kilómetro de carretera, en la villa de Tourouvre-au-Perche, se convierte en un generador de energía solar gracias a la instalación de pequeños paneles solares. A diferencia de la versión en EEUU, esta carretera se usará exclusivamente por motos.

La histórica ‘Ruta 66’ tendrá un pavimento que genera energía solar

La carretera ha costado cerca de 5 millones de euros y se estima que pasarán por ella unos 2.000 motoristas al día, durante el periodo de prueba de 2 años. Según The Guardian, los responsables de esta carretera hablan de generar 3.000lWh de energía, suficiente como para abastecer de energía un hogar durante un año. La idea es que este tramo genere la energía suficiente para usarse en el alumbrado público de este pueblo de 3.400 personas.

Los problemas de este carril solar son notables cuando tenemos en cuenta que la zona donde se ha instalado tiene pocos días de luz solar directa, lo que reduce su eficiencia energética pero que aun así, esperan que sea suficiente como para ahorrarse la factura de la luz del alumbrado público.

carretera-solar-francia-02

Foto: EFE

La ministra de Medio Ambiente francesa, Ségolène Royal, pone la prueba piloto de este tramo como ejemplo para expandirlo por el resto del país, con la instalación de mil kilómetros más en otras carreteras.

Aunque el precio de 5 millones de euros es elevado para un tramo tan corto y hay que sumarle el mantenimiento, si resulta más barato invertir tanto inicialmente para ahorrarse dinero en energía para el alumbrado, el proyecto puede ser una buena noticia para el sector de paneles solares.

La carretera de Misuri está diseñada con una protección rugosa que permite a los neumáticos tener agarre. En el caso de esta versión francesa, su recubrimiento es de resina y silicona para dejar entrar mejor los rayos solares.

+ Info | The Guardian
Fotos: EFE

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos