Esta cámara volvió a su dueña tras 2 años perdida en el fondo del mar

Las redes sociales ayudaron a localizar a la propietaria de una cámara que se había hundido en el mar a 250 kilómetros de donde se encontró

Por ,

El mar guarda innumerables secretos. Pero de vez en cuando devuelve algunos a sus legítimos propietarios, como ha sido el caso de una cámara Canon Powershot G12 que se perdió en una inmersión submarina hace unos dos años cerca de la isla de Ishigaki (Okinawa).

Lo normal en estos casos es lo que ocurrió. La cámara fue hundiéndose y trasladándose a merced de las corrientes marinas, mientras era colonizada externamente por diversos seres que encontraron en ella un nuevo hogar a la vez que le ofrecían camuflaje. El destino parecía ofrecerle una sepultura tranquila para el futuro, pero no. Aquí llega el giro del destino.

Porque hace pocos días un chaval de 12 años se la encontró en una playa de Taiwan mientras realizaba labores de limpieza. La cámara había recorrido aproximadamente 250 kilómetros de viaje submarino, y lo mejor de todo es que cuando abrieron la carcaza protectora, la cámara estaba intacta y completamente funcional. De hecho aún mantenía algo de batería

Así pues extrajeron la tarjeta de memoria y comenzó la aventura de encontrar a sus dueños, intentando que alguien reconociese las fotos a través de las redes sociales. La última foto era del  7 de septiembre de 2015 y se compartió unas 10.000 veces antes de que su propietaria original la reconociese con asombro. Todo esto ocurrió en menos de 48 horas desde su descubrimiento.

+ info | petapixel

Compartir en:

Los comentarios están cerrados.

Últimos vídeos