¿El fin de las pantallas rotas? Descubren por accidente este cristal autorreparable

Este polímero se autorepara con una ligera presión y el calor que genera tu mano

Por Manu Contreras ,

Si alguna vez has tenido una pantalla rota en un móvil sabrás lo frustrante que puede resultar usar un teléfono de esta forma. Ya no solo es la parte estética, cambiar una pantalla puede llegar a ser bastante caro. Investigadores de la Universidad de Tokio han conseguido crear un polímero cristalino que puede repararse solo.

Existen materiales que se han intentando implementar en pantallas para que se reparen solas de arañazos, pero la mayoría requiere una fuente de calor para que el material reaccione y rellene los espacios dejados por la rotura. El polímero desarrollado por estos investigadores sólo necesita presión y calor.

El polímero se repara realizando  una presión durante 30 segundos a 21ºC

En concreto, se ha descubierto que los bordes de este polímero se pegan entre sí, creando una lámina robusta después de realizar una presión durante 30 segundos a 21ºC, es decir, se consigue una reacción presionando este plástico con el dedo durante unos segundos.

Lo mejor de todo es que este polímero se ha descubierto por casualidad, por el estudiante de la Universidad de Tokio Yu Yanagisawa. Estaban investigando la creación de un nuevo tipo de pegamento. Es imposible reparar una pantalla que ha estallado, pero los arañazos, abrasiones y pequeñas roturas serían fáciles de arreglar.

Todavía en desarrollo, este nuevo tipo de polímero se podría integrar en pantallas que usamos todos los días. Los smartphones son lo primero que se nos viene a la mente, pero por usarse, se podría usar incluso en parabrisas o ventanas.

+ Info | The Guardian

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos