El ejército de EE.UU. imprime su primer lanzagranadas: ‘RAMBO’

Las armas fabricadas con impresoras 3D no son nuevas, pero es la primera vez que un ejército tan importante empieza a experimentar con ellas

Por Manu Contreras ,

El ejército de EE.UU. ha creado por primera vez un arma fabricada con una impresora 3D. Esto de por si no sería noticia porque se ha hecho con anterioridad, sobre todo por grupos a favor de las armas en este país. Lo especial de este arma es que se trata de un lanzagranadas con un nombre perfecto: RAMBO.

RAMBO son las iniciales de Rapid Additively Manufactured Ballistics Ordnance (Artillería balística de fabricación rápida y aditiva), pero como nombre no tiene precio. Se trata de un arma capaz de lanzar una granada de 40mm a una gran distancia. Es la primera vez que se conoce que se fabrica un arma de estas características con la técnica de impresión 3D.

Liberator, las claves de pistola de impresión 3D

Existen grupos, como Defense Distributed, que se han hecho famosos en internet porque defienden la creación de armas impresas en 3D. Objetos que con una impresora 3D que cualquiera puede comprar, podría fabricar un arma que dispare un proyectil. Defense Distributed ahora se dedica a vender una impresora especialmente diseñada para convertir “piezas de metal” en percutores para rifles AR-15, algo que técnicamente es legal en EE.UU.

De que una persona pueda imprimir un arma, algo que está prohibido ya que todas las armas deben estar registradas, a que el ejército pase a usar esta técnica para crear armas rápidas, han pasado varios años en el que esta tecnología se ha normalizado.

Partes del lanzagranadas impreso en 3D RAMBO. Foto: U.S. Army/Sunny Burns, ARDEC

RAMBO cuenta con 50 partes impresas en aluminio, acero y otro materiales. Incluso los proyectiles se han impreso en 3D, por lo que sólo le haría falta el mecanismo que provoca que la granada se lance y la carga explosiva que va dentro.

Te puedes imaginar cómo podría evolucionar esta idea dentro de un ejército tan grande como el estadounidense. Aunque no es que el futuro de las armas sea la impresión 3D, si que se podría utilizar para adaptar su arsenal según la necesidad. Además, permitiría fabricar equipos en lugares donde no pueden llegar refuerzos o nuevo material.

La parte positiva de esta noticia es que para fabricar un arma tan poderosa como un lanzagrandas en una impresora 3D, se requiere equipos y materiales bastante caros, lejos del alcance de la mayoría de personas que estén pensando en fabricar su propio arsenal.

La parte negativa es que si el ejército de EE.UU. puede fabricar un arma con impresoras 3D, cualquier grupo, país o individuo con el dinero necesario también podrá.

+ Info | US Army, Gizmodo

Compartir en:

Últimos vídeos