Cuidado! los juguetes conectados a internet están siendo hackeados

Los juguetes conectados pueden almacenar información privada que en algunos casos ha podido ser hackeada

Por Juan Castromil ,

innotab3-lead

Papa Noel hace tiempo que se echó al saco videoconsolas, tabletas educativas y demás juguetes electrónicos. Lo que nadie había pensado es que la nueva generación de juguetes conectados a internet fuesen a suponer una brecha de seguridad en la privacidad de los niños. Porque resulta que cada vez más juguetes tecnológicos añaden cámaras, respuestas inteligentes o el almacenamiento de datos personales de los pequeños usuarios. Y por supuesto, si se pueden hackear gadgets o webs de empresas o gobiernos, estos tecno juguetes infantiles también pueden ser objetivo de filtraciones de datos.

i_wargames

VTech han sido de los primeros, pero no serán los últimos en sufrir un hackeo de la información personal de sus pequeños usuarios. Hace unas semanas, a principios de noviembre, datos como nombres, fechas de cumpleaños y género de más de 5 millones de personas, entre ellos 200.000 niñ@s fueron expuestos debido al hackeo de los servidores donde se guarda la información que los usuarios de sus tabletas infantiles introducen en ellas.

55cf11b9b0bf8f5a270d87ea3a0cbc49

Tampoco podemos olvidar que Mi Amiga Cayla, una pionera muñeca que utiliza técnicas de reconocimiento del habla e inteligencia artificial para mantener conversaciones con los niños, fue hackeada para desbloquear el uso de determinadas palabras que habían sido prohibidas por el fabricante (aunque esto es casi mas una travesura que un problema).

Hello-Barbie

Pero ya hemos comentado que esto es solo el principio, porque hay muchos más juguetes conectados. Por ejemplo la Barbie Hello de Mattel es otro ejemplo interesante de cómo la privacidad puede desaparecer en un click de ratón. Matt Jakubowski un reportero de la NBC Chicago ha demostrado que está popular muñeca capaz de grabar conversaciones y conectarse a internet puede exponer también información privada de sus usuarios como la red WiFi de casa (lo que puede indicar su localización) o los archivos MP3 de las conversaciones. Aun no queda claro el nivel de hackeo necesario para acceder, ni el verdadero nivel de información obtenido, pero la polémica está servida. La Barbie Hello ya había abierto el debate por su capacidad de enviar conversaciones con menores a un servidor externo para su análisis y respuesta, pero de ser cierto esto, puede ser mucho peor.

La conclusión de momento es que, al igual que en los gadgets habituales, se debe tener mucho cuidado con los datos que introducimos en los juguetes electrónicos y mantener siempre un nivel de seguridad alto.

+ info | slate

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos