Corrupción en el aire: DJI despide empleados tras una investigación interna

El fabricante de drones investiga un caso de espionaje industrial que le va a costar millones en pérdidas

Por ,

El mayor fabricante de drones del mundo, DJI, ha descubierto múltiples casos de fraude interno en la compañía tras una investigación interna que ha tenido lugar a finales de 2018. Los incidentes fueron revelados en una nota oficial a inversores y a las autoridades.

«DJI condena cualquier forma de corrupción de forma contundente y ha establecido un departamento interno para investigar estos temas más a fondo y establecer medidas anti corrupción de mayor calado».

La compañía afirma haber informado de varios casos para que sean investigados por las autoridades fiscales y policiales adecuadas, y ha despedido a un número sin identificar de empleados. La compañía, afincada en Shenzhen al sur de China, actualmente tiene en plantilla a más de 6.000 empleados, la inmensa mayoría de ellos en sus oficinas y laboratorios de China.

Sus drones son los más populares del mercado mundial, alcanzando en algunos países una cuota de ventas de más del 50% del total.

Compartir en:

Los comentarios están cerrados.

Últimos vídeos