Cómo Trump y el Brexit manipularon a 50 millones de personas en Facebook

Cambridge Analytica es una empresa inglesa que ha estado almacenando datos de millones de personas para usarlos en campañas de desinformación y manipular audiencias

Por ,

Christopher Wylie es la persona de la que todo el mundo está hablando el pasado fin de semana. En una entrevista a The Guardian y al New York Times ha desvelado cómo la empresa en la que trabajaba, Cambridge Analytica, ha proveído de datos de millones de usuarios de Facebook para usarse en campañas del Brexit y de la campaña electoral de Donald Trump.

Existen cientos de empresas que usan los datos de redes sociales para crear campañas de publicidad, pero pocas con tantísimos datos como Cambridge Analytica que ha usado datos obtenidos mediante una cuenta académica de Facebook. Estas cuentas especiales permiten captar más datos personales de los usuarios de Facebook bajo un contrato especial y con la finalidad de crear estudios, no ofrecer servicios.

El uso de estos datos se ha usado para atacar mediante anuncios y noticias falsas a personas cuyos intereses o motivaciones estaban alineadas con la de estas campañas. Ni siquiera hacía falta que apoyasen a Trump o el Brexit, mediante el estudio de los datos obtenidos en Facebook, se puede saber a quién “atacar” para que cambie su opinión.

¿Qué es Cambridge Analytica?

Foto (CC) Web Summit

Cambridge Analytica es una empresa británica fundada por Alexander Nix en 2013, una persona muy ligada al sector ultraconservador británico. Pertenece a SCL, una empresa estadounidense que se dedica al negocio de la guerra de información.

SCL trabaja con diferentes ramas del gobierno de EE.UU., incluyendo el Departamento de Estado (el Ministerio del Interior estadounidense) creando perfiles psicológicos de 230 millones de personas y con miras para trabajar con la CIA. Además, el magnate estadounidense conservador Robert Mercer invirtió millones de dólares en la empresa.

Cambridge Analytica está claramente fundada alrededor de la política conservadora británica y estadounidense, dando servicios de análisis de datos a estas y otras organizaciones.

¿Cómo usaron los datos obtenidos de Facebook?

Christopher Wylie. Fotografía: The Guardian

Christopher Wylie fue el máximo responsable en crear algoritmos que Cambridge Analytica usa para mostrar información a usuarios de Facebook. Es uno de sus miembros fundadores y ahora la persona que ha levantado la mano hablando alto y claro sobre los turbios negocios de la empresa.

Según sus declaraciones y gracias a información que ha ido apareciendo en la prensa de esta empresa, los datos obtenidos llegan de Facebook gracias a un perfil académico.

Es en esencia el mayor caso del uso de Big Data con fines políticos

Aquí es donde entra el Dr. Aleksandr Kogan, un profesor de la Universidad de Cambridge que creó una aplicación en Facebook para realizar un estudio de análisis de comportamiento. La aplicación se llamaba “thisisyourdigitallife” y permitía realizar preguntas a usuarios a cambio de una pequeña cantidad de dinero por sus respuestas.

Sede de Cambridge Analytica en Londres. Captura: Google Maps

Para realizar este estudio Cambridge Analytica invirtió 800.000 dólares a cambio de una copia de los datos que Kogan iba a recoger. El problema estaba en que en esta época, 2014, las aplicaciones de Facebook funcionaban de una forma extraña: cuando confirmabas que permitías compartir tus datos con esa aplicación, también copiaba los datos de tus contactos.

La aplicación se descargó 270.000 veces, pero se las ingenió para conseguir datos de 50 millones de usuarios de Facebook. Así, mediante el trato que tenía con Cambridge Analytica, esta empresa consiguió una mina de oro que ahora podían explotar.

Es en esencia el mayor caso del uso de Big Data con fines políticos, usada para cambiar la opinión política de millones de personas.

Vídeo: Entrevista de The Guardian a

¿Qué dice Facebook?

Nada. O más bien poco. Según Facebook no se puede considerar este caso como un “hackeo” ya que los datos se obtuvieron mediante una cuenta académica. El problema está en cómo se han usado estos datos.

Facebook se lava las manos en un artículo escrito por el VP Paul Grewal, explicando que conocían el caso y se eliminaron esos datos en 2015. Aunque creen que han mentido diciendo que tienen datos de 50 millones de personas, se les ha cerrado las cuentas y el acceso a Facebook mientras investigan (de nuevo) este asunto.

Mientras, Christopher Wylie dice en su entrevista a The Guardian que pese a conocer las intenciones de Cambridge Analytica, Facebook nunca les persiguió para comprobar que los datos se habían eliminado. Según Wylie, simplemente se fiaron de ellos.

Por ahora Mark Zuckerberg no se ha pronunciado sobre este caso, manteniendo un extraño silencio que está dañando seriamente la reputación de la empresa y en bolsa, ya que la acción de Facebook cae el lunes un 6% en Nasdaq.

Por ahora la única persona castigada ha sido Christopher Wylie ya que Facebook le ha bloqueado su cuenta personal de Facebook, Instagram y WhatsApp.

+ Info | The Guardian

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos