El culo de un caballo condiciona la tecnología espacial de la NASA

¿Es el culo de un caballo una medida estándar en ingeniería espacial? Pues resulta que sí.

Por Juan Castromil ,

En estos días en que nos disponemos a decir adiós a la era de los transbordadores espaciales de la NASA nos hemos topado con una sorprendente anécdota histórico-tecnológica no exenta de la correspondiente moraleja. La cosa es que la lanzadera espacial cuenta en sus laterales con dos depósitos de combustible, los denominados SRB (Solid Rocket Boosters).

Transbordador_NASA-dimensiones

En los diseños originales estos tanques eran más anchos pero sus dimensiones debieron ser modificadas para que los SRB -que son contruidos por Thiokol en su factoría de Utah- pudiesen llegar hasta la NASA. ¿Y esto  por qué? Pues bien… la línea ferroviaria que une estas factorías con el resto del mundo pasan por unos túneles apenas algo más anchos que el propio ancho de la vía que está estandarizado en 4 pies y 8,5 pulgadas, y esta es la cifra que restringe el diámetro de los SRB. Este número es bastante peculiar y viene determinado por el ancho de las vías de Gran Bretaña, de donde fueron tomados los estándares de las vías estadounidenses.

¿Y por qué los ingleses -que son bastrante raritos- usaron esta medida? Pues porque los primeros ferrocarriles fueron construidos por las mismas personas que habían construido los antiguos tranvías y ésta es la anchura que usaban.

¿Y por qué tenían ese ancho? Porque utilizaban las mismas medidas  y herramientas que se usaban al construir los carruajes que tenían ese espacio entre ruedas.

Y de nuevo ¿por qué era esa la separación entre las ruedas? Porque ese era el espacio entre las roderas de todos los caminos de la época.

¿Y quién construyó esos caminos? Pues resulta que esas carreteras fueron construidas en su origen por el Imperio Romano

¿Y por qué los romanos usaron esa separación entre roderas? Pues porque necesitaban estandarizar la distancia entre las ruedas para evitar romper las ruedas de los carros de guerra.

¿Y qué definió esa medida y no otra como estándar? Pues evidentemente los carros de aquella época eran tirados por caballos, y la medida de 4 pies y 8,5 pulgadas corresponde con el ancho del culo de dos caballos de guerra romanos que eran los que tiraban de aquellos carros.

Así pues retrocediendo hasta el principio podemos descubrir cómo el ancho del culo de un caballo -un vehículo con más de 2.000 años de historia- ha determinado las dimensiones del vehículo espacial más avanzado de nuestra era. Conclusión: el legado histórico nos sorprende (y condiciona) cuando menos nos lo esperamos.

Compartir en:

3 respuestas a “El culo de un caballo condiciona la tecnología espacial de la NASA”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: En estos días en que nos disponemos a decir adiós a la era de los transbordadores espaciales de la NASA nos hemos topado con una sorprendente anecdota histórico-tecnológica no exenta de la correspondiente moraleja. La cosa es…..

  2. […] Ver post: El culo de un caballo condiciona la tecnología espacial de la NASA […]

  3. […] unos días los amigos de Clipset explicaban la curiosa relación entre las lanzaderas espaciales y la anchura del culo de dos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos