Cámaras digitales, ¿cómo elegirlas? (el objetivo)

Por Juan Castromil ,

Las cámaras digitales tienen cada vez mejores características, pero ¿sabemos cuáles son realmente importantes?

En estas fechas las cámaras digitales son unos de los gadgets más demandados, pero no es fácil elegir la más adecuada, por eso en CLiPset.NeT te vamos a echar una mano. Hoy analizaremos el objetivo y a lo largo de esta semana daremos un repaso a los conceptos fundamentales.
El objetivo ha de poseer algunas características fundamentales, como que tenga lentes de calidad, lo cual casi siempre viene identificado porque el fabricante sea de una marca conocida como Zeiss, Schneider, Leica o las propias grandes marcas de cámaras. Pero esto no siempre es suficiente, la luminosidad es otro de los puntos a tener en cuenta, cuanto más pequeño sea el número f del extremo, más luz podrá entrar, y eso siempre es un buen indicio. Según el tipo de objetivo los valores entre f2,8 y f4 son buenos, por debajo, mejor aún, por encima empiezan a perder calidad en su diseño óptico y sus componentes. Un truco rápido para descartar los objetivos malos es el tamaño de la lente frontal, cuanto más pequeña, peor serán los resultados. El factor de zoom es un valor que nos indica el grado de ampliación según cuáles sean los valores focales extremos y eso dependerá de las necesidades de cada uno, pero en general hay que tener en cuenta que los zooms con mucho factor de ampliación, como un 5x y en adelante, suelen añadir más distorsiones que los de valores inferiores.

En resumen, hay que tener en cuenta que el objetivo es el primer elemento que filtra la información original, y por lo tanto todo lo que se degrade en este punto será difícilmente recuperable más adelante. Cuanto mejor sea la lente, mejores resultados podremos obtener.

Compartir en:

2 respuestas a “Cámaras digitales, ¿cómo elegirlas? (el objetivo)”

  1. […] En la segunda entrega de la guía de cámaras digitales, tras estudiar el objetivo, analizamos el sensor. El sensor es el gran protagonista de la cámara. Estos pueden ser de tipo CCD o CMOS (o alguna de sus variaciones), pero hoy en día esto ya importa poco porque no son tan diferentes como hace años. Parece que finalmente ya no nos volvemos locos con la resolución y el número de megapíxeles, ya que este dato sólo afecta de forma directa al tamaño máximo de impresión sin interpolación. Es cierto que una buena resolución es importante, pero hoy en día todas las cámaras ofrecen más de 6 Mpx lo que supone ampliaciones de aproximadamente un A3. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los sensores disponen de diferentes tecnologías de fabricación y ello también redunda en el ruido, o grano digital, que generan en alta sensibilidad, es decir ISO de 800 y más. Elegir sensores con poco ruido y que capten imágenes con poca luz es muy importante, tanto como que sea capaz de captar un amplio rango dinámico, lo que permitirá no perder detalles en las luces y en las sombras en las escenas con cierto contraste. Ligado al sensor se puede encontrar el sistema de limpieza antipolvo, y aunque la cámara no sea de objetivos intercambiables, es una buena idea contar con esta característica para mantener el captor siempre impecable. […]

  2. […] A lo largo de esta semana hemos analizado los puntos importantes en los que fijarnos a la hora de adquirir una cámara digital, el objetivo, el sensor y el procesador de imagen. Pero existen otros detalles, como los que vimos ayer, que también son importantes para definir la cámara que mejor se adapta a nuestras necesidades. Por eso resulta fundamental tener claro qué cosas son las principales para nuestras fotografías y cuáles accesorias. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos