Esta ‘biohacker’ se instala una llave de Tesla en el cuerpo

La 'grinder' Amie DD ha logrado instalar en su cuerpo una llave de Tesla que le permite abrir las puertas y poner el coche en marcha

Por ,

Ejemplos de personas que se instalan en el cuerpo pequeños chips RFID que les permite realizar acciones como abrir puertas o incluso pagar con estos pequeños chips hay muchos. Pero la grinder Amie DD lo ha llevado a un nuevo extremo insertándose en el cuerpo la llave RFID de su Tesla.

Los nuevos Tesla Model 3 pueden usar una tarjeta RFID para abrir las puertas y poner el motor en funcionamiento. Esta tarjeta, del tamaño de una tarjeta normal y corriente, tiene en su interior un chip RFID y una antena.

Telsa usa chips RFID tradicionales que pueden implantarse

Amie DD es una grinder que ha usado sus conocimientos para extraer el chip y la antena e instalárselo en su cuerpo. Los grinder son personas que usan tecnología implantada en su cuerpo, como por ejemplo chips o imanes que les permite hacer acciones en su vida más fáciles.

Tras disolver en acetona la tarjeta el chip y la antena quedan expuestas. Tan solo hay que recortar y reorganizar los cables de la antena. Una vez hecho este paso solo es cuestión de llevarlo a una persona que sea capaz de realizar una mínima intervención quirúrgica, similar a implantar un chip a un animal, para introducirlo en el brazo de Amie DD.

El proceso es bastante sencillo. Como estos chips no necesitan recargarse pueden durar muchos años implantados en el cuerpo, tanto como la persona que lo tiene quiera.

Amie DD enseña el brazo donde tiene implantado el chip RFID de su Tesla. Captura: Amie DD/YouTube

Las tarjetas que usa Tesla son transferibles, es decir, que se puede comprar una nueva y reprogramarla dentro del coche para que sea la tarjeta que puede abrir y arrancar solo ese coche. Pero a diferencia de otras tarjetas con tecnología RFID, no puedes transferir esa información a otro chip que no sea de Tesla, una forma de seguridad para que ninguna persona pueda usar una tarjeta en blanco para duplicarla.

Los grinders o biohackers llevan muchos años creciendo en notoriedad y demostrando que los implantes RFID son cada vez más comunes y fáciles de implantarse.

Aunque durante años se les han visto como bichos raros, la realidad es que no es difícil imaginarse que en un futuro muy cercano muchas personas se implanten estos pequeños chips, algunos del tamaño de un grano de arroz, para poder abrir puertas, realizar pagos o incluso desbloquear sus dispositivos.

+ Info | TechCrunch

Compartir en:

Una respuesta a “Esta ‘biohacker’ se instala una llave de Tesla en el cuerpo”

  1. Noentiendo Nada dice:

    más bien parece un quiero y no puedo ser un ciborg bastante cutre… en fin, tiempo libre y dinero.

Últimos vídeos