Trabajadores de Amazon escuchan tus conversaciones con Alexa

Existen equipos de Amazon en varias partes del mundo dedicados a escuchar y descifrar las conversaciones que Alexa no entiende

Por ,

Millones de personas en el mundo usan los altavoces de Amazon con el asistente virtual Alexa. Se ha convertido en poco tiempo en el asistente más utilizado por muchos usuarios para realizar búsquedas en internet, poner temporizadores o controlar los aparatos conectados de su hogar. ¿Pero qué pasa cuando Alexa no te entiende?

Existe un equipo de calidad en Amazon compuesto por cientos de personas que realizan una tarea importante para el asistente virtual, pero que nadie conocía. Su trabajo es transcribir los comandos de voz que le das a Alexa y que esta no entendió.

Amazon anuncia su propia red de satélites para dar internet al mundo

Sí, hay personas en Amazon que escuchan tus conversaciones, pero siempre lo que va después de la palabra mágica, «Alexa» (o Echo, según esté configurado el dispositivo). Existen oficinas en varios países del mundo dedicadas a este trabajo, desde Costa Rica, Bucarest, Boston o en India.

Estas personas transcriben los comentarios de las personas, le dan contexto y después lo envían de nuevo al sistema del que se alimenta Alexa y del que va aprendiendo de los millones de sus usuarios.

Estos equipos trabajan nueve horas al día y una persona puede llegar a revisar 1.000 audios por turno.

Amazon Echo Spot

Cuando hay personas detrás, empiezan los problemas de privacidad

Aunque el trabajo de estas personas sea transcribir conversaciones o comandos para mejorar el reconocimiento de voz de Alexa, al emplear humanos pasa lo inevitable.

Según varios extrabajadores de esta división de Amazon, tienen una aplicación de chat para compartir audios en caso que necesiten ayuda para interpretar alguna palabra o frase, pero también para compartir conversaciones curiosas.

Hay que tener en cuenta que Alexa no es infalible y muchas veces se activa cuando dices una palabra que se parece fonéticamente a «Alexa». Por lo tanto lo que va después puede, o no, ser revisado por una persona.

Visitamos la tienda física de Amazon ‘4 estrellas’ de Nueva York

Por su parte, Amazon responde a este artículo comentando que solo revisan un pequeño número de mensajes enviados a Alexa.

Sólo anotamos un número extremadamente pequeño de interacciones de un conjunto aleatorio de clientes para mejorar la experiencia del cliente, siempre después de haber utilizado la palabra de activación de un dispositivo.

El problema: Amazon no indica en ningún momento en su publicidad o políticas de privacidad que existen personas detrás de Alexa para mejorar el servicio escuchando conversaciones que el software no entiende.

De anunciarse en alguna forma, seguramente mucha gente dejaría de usar el servicio por miedo a una intromisión de su privacidad, algo que por otro lado debería darse por hecho una vez compras un producto que envía tus conversaciones a un servidor en alguna parte del mundo.

+ Info | Bloomberg

Compartir en:

Los comentarios están cerrados.

Últimos vídeos