web analytics

Zuckerberg quiere compartir Jarvis, el asistente domótico que él mismo ha programado

El CEO de Facebook ha invertido más de 100 horas de programación en un sistema de inteligencia artificial para controlar el hogar inteligente

Por Juan Castromil ,

No es habitual que el CEO de una compañía dedique tiempo demasiaod tiempo al trabajo de trincheras. Sin embargo según parece Mark Zuckerberg ha invertido más de 100 horas propias en programar parte del sistema de inteligencia artificial con el que controlará su casa/mansión. El nombre del proyecto es Jarvis, como el asistente virtual de Ironman. Pero más sorprendente aún podría ser que todo ese código y conocimiento acumulado podría ser liberado de forma gratuita como ha dejado entrever el propio Zuckerberg en esta anotación en Facebook.

captura-de-pantalla-2016-12-20-a-las-8-27-57

Jarvis funciona como un sistema de inteligencia artificial detrás del bot que responde a las órdenes de voz de Mark y con el que se controlan las funciones inteligentes del hogar. Con la  primera versión que ya es plenamente funcional puede controlar las luces, la música, la calefacción y hasta una tostadora de 1950 que ha sido convenientemente adaptada. también puede reconocer personas a través de las webcams instaladas e integra un chat con el bot que le premite dar ordenes con una app desde el móvil.

“De alguna manera, este reto fue más fácil de lo que esperaba”, ha comentado Zuckerberg si bien ha puntualizado que la conexión la comunicación con todos los diferentes dispositivos ha sido mucho más complicado de lo que esperaba. Eso no ha impedido que también haya intentado darle cierta personalidad a Jarvis, incluyendo cierto sentido del humor a la hora de interactuar con los seres basados en carbono.

captura-de-pantalla-2016-12-20-a-las-8-28-06

Lo cierto es que Zuck no tiene pensado liberar el mismo Jarvis que controla su hogar, ya que se trata de un sistema demasiado personalizado a sus necesidades. Sin embargo parece que está considerando la creación de una versión diferente para regalar o convertirse en una “fundación para construir un nuevo producto”.

Compartir en: