web analytics

Windows HoloLens y Google Glass, parecidos y diferencias

Comparamos los visores de Realidad Aumentada con los que Microsoft y Google quieren fabricar el futuro virtual

Por Juan Castromil ,

googleglass

Menos de una semana después de que Google anunciase el final de las Google Glass como proyecto experimental (aunque no renuncia a su futura comercialización), llega Microsoft y anuncia que el futuro más excitante de Windows 10 orbita alrededor de las HoloLens, un sistema de Realidad Aumentada basado en principios similares aunque con mejoras importantes en lo que respecta a la visión holográfica tridimensional.

Captura-de-pantalla-2015-01-21-a-las-19.53.24

¿Son lo mismo?

Entonces veamos, ¿son iguales las Google Glass y las Microsoft HoloLens? La respuesta rápida es sí. Ambas son gafas de Realidad Aumentada que muestran información y gráficos interactivos en tiempo real permitiendo ver el Mundo Real™ al mismo tiempo. Básicamente se trata de una combinación de una cámara para ver el entorno, un chip que procesa la información y un sistema de proyección personal sobre el visor.

holograma-windows-10

Las diferencias una a una

Aunque las bases técnicas sean similares, la evolución y funcionamiento final es muy diferente. Mientras que las Google Glass utilizan la información del entorno de una forma muy sencilla y apenas la integran con las imágenes digitales, HoloLens hace un trabajo mucho más duro, analizando las formas y las distancias de los objetos para poder integrar en ellos los elementos virtuales. De hecho es capaz de hasta detectar las manos y sus movimientos para interactuar con los objetos holográficos y además funciona como interfaz del sistema. Las Glass se deben usar a través de una superficie táctil integrada en la patilla.

google-glass-cotton

Otra de las diferencias clave entre ambos sistemas es que las Google Glass son monoculares, mientras que las HoloLens son binoculares, y gracias a ello Microsoft puede mostrar objetos 3D mientras que Google solo muestra imágenes planas, pero no objetos tridimensionales. Esto resulta especialmente evidente la ver ambos sistemas: las Glass son menos invasivas usando solo un pequeño prisma delante de uno de los ojos, mientras que HoloLens utiliza pantallas de cobertura completa en ambos ojos.

article-0-1B374FF1000005DC-474_634x419

Por último y aunque aún está pendiente de comprobar con un modelo real, las HoloLens aseguran funcionar de forma absolutamente autónoma, sin conexión a ningún ordenador o móvil. Las Glass de Google por su parte sí que requieren de una conexión inalámbrica permanente a un smartphone Android de donde obtiene la capacidad de proceso y la conectividad.

Con independencia de todo esto, hay mucho excepticimismo sobre el uso de gafas o visores adicionales para generar el próximo gran salto evolutivo en el entorno tecnológico. Y no les falta razón; las gafas de los televisores 3D son un engorro, las Oculus Rift son demasiado aparatosas y las Google Glass tampoco parecen haber enamorado más allá del asombro inicial. Igual hace falta que todo esto sea más cómodo e invisible para el usuario, pero nadie dijo que los inicios fuesen sencillos. En cualquier caso, la introducción de la holografía 3D en los entornos de Realidad Aumentada es un avance tan  prometedor como importante.

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en:

  • Que ganas de probar un Google Glass!!!