web analytics

Up! Mini, la impresora 3D asequible para el hogar

La impresión 3D cada vez está más cerca del consumidor, de las pequeñas empresas y de la educación, en precio y en sencillez de uso

Por Carolina Denia ,

UP! mini-EntresD

La impresión 3D está más de moda que nunca sobre todo por el paso de los modelos industriales a los de consumo, como la Up! Mini cuyo precio es de 870€. La Up! Mini es una impresora con tecnología de adición de material, es decir que va generando capas utilizando un tipo de plástico ABS para generar las figuras.

El plástico se sitúa en bobinas que se van fundiendo y dando forma para crear el diseño seleccionado. Esta figura además puede ser maciza o estar hueca por dentro,dependiendo del uso que vayamos a darle a este objeto.

bote

El diseño de la Up! Mini está pensado para un uso doméstico por su compacto tamaño y la opción de poder cerrarla para que no haya accidentes con una mala manipulación de niños, también en el uso escolar, o de algún patosillo más mayor… Su tamaño es parecido al de una cafetera y su precio es muy accesible teniendo en cuenta que las más baratas, pensadas también para un público general, rondan los 1500€. Por lo tanto pymes, estudios de arquitectura o incluso laboratorios científicos, pueden encontrar en esta impresora una manera sencilla y barata de “tocar” sus proyectos.

Es capaz de reproducir cualquier modelo que esté almacenado como archivo .stl y su velocidad de impresión es de 10 a 100cm3 a la hora. Se puede seleccionar como en una impresora normal dependiendo de la calidad que queramos en la figura. La superficie que nos ofrece la Up! Mini para los objetos es de 120x120x120mm.

El precio de los consumibles también es muy aceptable. Para hacernos una idea del precio de cada figura creada, el coste de la siguiente figura que es hueca y mide unos 6cm es de 0,10€ aproximadamente.

conejo_3D

Ahora mismo las utilidades de la impresión 3D son múltiples sobre todo en el sector industrial pero no deja de ser muy interesante el que empresas pequeñas o incluso hogares puedan usarlas con otros fines. Y es que las impresoras 3D se puede utilizar con cualquier material maleable como el oro o materiales biocompatibles para usarlos con fines médicos.

Resulta cada vez más sencillo encontrar modelos 3D para poder imprimir en el caso en el que no se nos dé muy bien los programas de modelaje 3D. Incluso se pueden comprar figuras ya diseñadas, o la opción de escanear objetos reales en 3D y llevarlos al mundo real usando esta impresión.

+ info e imágenes galería EntresD

 

 

Compartir en:

Últimos vídeos