web analytics

Tecnología invisible

Por Carolina Denia ,

Ya estamos de sobra acostumbrados a que todo lo tecnológico tiene que llevar USB, baterías o chips en su interior, pero hoy he descubierto que la belleza tiene una parte tecnológica muy importante y que ni se nota.

El caso es que Phergal, laboratorio farmaceútico ha sacado Atashi, una línea de cremas varias que se denominan cosméticos sensoriales, porque aportar relax corporal.

Yo antes de ponerme a contar esto, he hecho una prueba, porque desde los 18 años uso hidratantes, así estoy de mona, pero todas me parecían más o menos iguales. Así que valiente de mi me echado en media cara un serum concentrado antiarrugas, y en la otra media, una hidratante relajante.

Puedo decir que la parte de la hidratante se me ha quedado muy bien y relajada, pero en la otra he notado algo de tirantez… vamos que si parpadeo, sonrío… pero, eso sí, suave. Así que he comprobado que hay veces que estas cosas funcionan!!! El secreto de este serum es el Dermosens, activo biotecnológico anti-estrés y Spilanthol 50, un extracto miorrelajante que ha sido evaluado in vitro con un modelo que reproduce las contracciones musculares, y que induce a su bloqueo, es decir, una cosa rarísima que estira la piel y por tanto reduce las arrugas de la cara.

Yo no es que necesite de momento estos efectos liftings, no, no, y no se admiten comentarios al respecto, pero por lo menos ya sé que estás cosas funcionan y que a priori, no lo hacen nada mal.

Compartir en: