web analytics

Tatoué, el brazo robótico tatuador en acción

¿Te dejarías tatuar por un robot? El robot Tatoué usa una imagen en 3D de una parte del cuerpo y un diseño para inyectar la tinta en la piel

Por Manu Contreras ,

Tatoue tatuaje

Se dice que los robots nos quitarán el trabajo, que serán los responsables de llevar a cabo todos esos trabajos más pesados y repetitivos porque al contrario que nosotros, no se cansan y pueden trabajar de forma ininterrumpida mientras tengan una orden que acometer. ¿Pero los robots llegarán también al arte?

Aparece en escena un robot tatuador, Tatoué. Exacto, robot tatuador. Si a la mayoría de la gente le da pánico que alguien le clave una aguja miles de veces en la piel, y a quien le gusta el resultado no tiene por qué pasarlo exactamente bien, ahora hay robots que pueden hacer esta tarea.

Tatoué, la máquina capaz de tatuar en el cuerpo humano. Captura: Pier 9/Vimeo

Tatoué, la máquina capaz de tatuar en el cuerpo humano. Captura: Pier 9/Vimeo

Tatoué es una idea de los diseñadores Pierre Emm y Johan da Silveira bajo el nombre del colectivo Appropiate Audiences. Sus primeros proyectos empezaron con una impresora 3D estándar  modificada con un cabezal de una máquina de tatuajes, bastante sencillo y a la vez aterrador.

Pero ahora la idea ha evolucionado a algo mejor, usando un brazo robótico para tatuar, como los que se ven en las fábricas. Estos brazos robotizados pueden moverse en muchos ángulos y con muchísima precisión para llegar mejor a todas las partes de la piel.

Pero aunque esto tiene (cierto) sentido, no hace más que plantearnos más preguntas. Por ejemplo, ¿cómo sabe la máquina dónde debe insertar la tinta si es tridimensional? Resulta que para tatuar primero hay que hacer un escaneado en 3D del área donde se va a tatuar. Después hay que llevar el diseño del tatuaje mediante software a esa área escaneada.

Esto es un tatuaje de una espiral convertida a lenguaje para que lo entienda el brazo robótico de Tatoué. Captura: Pier 9/Vimeo

Esto es un tatuaje de una espiral convertida a lenguaje para que lo entienda el brazo robótico de Tatoué. Captura: Pier 9/Vimeo

La peor parte es que el tatuado o la tatuada debe quedarse extremadamente quieto para no confundir a la máquina. Al fin y al cabo las máquinas de este tipo, más comunes en cadenas de montaje, cuando le das el OK para empezar una tarea, no parará hasta completarla. No son muy buenos sabiendo cuando hay un problema y deben parar.

El resultado final es bueno, no perfecto y mucho menos una obra de arte destacable. ¿Será el tatuaje por máquinas una futura tendencia artística? No es que vaya a quitar el trabajo a los artistas del tatuaje inmediatamente, pero tampoco bajemos la guardia, lo mismo se decía de otras ocupaciones y estamos viviendo las consecuencias.

+ Info | Appropriate AudiencesThe Verge

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en:

  • Ufff lo difícil es que por ejemplo si mueves el brazo un poco creo que habría problemas, se ve que la personas que la están tatuando si esta sufriendo