web analytics

Sony SmartBand Talk, pulsera cuantificadora con pantalla de tinta electrónica [IFA14]

El nuevo monitor de actividad de Sony, la SmartBand Talk, además de utilizar una pantalla e-Ink, también te escucha.

Por Juan Castromil ,

_DSC0241

[Berlín] Con decenas de pulseras medidoras de actividad a la venta, resulta curioso que ninguna marca haya pensado usar una pantalla de tinta electrónica para mostrar la información de forma sencilla y eficiente. Sony ha decidido poner remedio a esto en la IFA con la SmartBand Talk, la segunda generación de pulseras cuantificadoras que trae algunas interesantes mejoras respecto de su predecesora y también frente a la competencia.

La SmartBand Talk luce una pantalla rectangular de tinta electrónica de 1,5 pulgadas de 192 pop de resolución. Esto vienen siendo lo mismo que un libro electrónico en calidad y definición de símbolos y una mejor visibilidad a plena luz del sol, además de que se mantiene encendida sin necesidad de activarla.

_DSC0246

La interfaz es bastante simple, incluso espartana, pero no hace falta mucho más para mostrar datos básicos como el calendario, llamadas, mensajes, actividad física o control de reproducción. Sin embargo Sony a tomado nota de una buena idea, el control por voz – de ahí el Talk del nombre- que se une a los toques y gestos que se pueden realizar sobre la pantalla táctil. Para mejorar la experiencia de uso la SmartBand Talk cuenta con un micrófono y un mini altavoz, pero ojo, no sirve como sistema de manos libres para el móvil.

La autonomia de la pulsera es de tres días ya que cuenta con una mínima batería de 70 mAh. De haber sido un poco más grande y dado el escaso consumo de las pantallas de tienta electrónica, bien podría haber llegado a una semana. Por cierto, se recarga gracias a un puerto microUSB estándar, lo que resulta tan práctico como poder usar cualquier cargador sin necesidad de adaptador o mochila.

El sistema integra también Bluetooth y NFC, cumple con la normativa IP68 de resistencia frente al polvo y el agua, lo que significa que se puede sumergir libremente hasta 1,5 metros de profundidad. También curta con 4 GB de almacenamiento para música que puede ser escuchada a través de auriculares Bluetooth ya que no dispone de salida de audio tipo jack.

La incorporación de un altímetro permite medir las escaleras subidas o bajadas y adicionalmente también resulta ser de los primeros sistemas capaces de medir la actividad cuando se nada. finalmente el menú permite activar alarma por vibración, gestionar un manos libres, configurar el uso para zurdos o diestros y seleccionar la pantalla como blanco sobre negro o negro sobre blanco.

Su precio aproximado ronda los 149€.

 

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en: