web analytics

Robocop, 20 años después

Por Juan Castromil ,

Nadie sabe aún, si era realmente necesario hacer o no esta película, y el hecho de que el propio Paul Verhoever rescatara el guión de la basura, de donde él mismo lo había tirado, tampoco dice mucho en su favor. El caso es que para bien o para mal, Robocop cumple su vigésimo aniversario y, reconozcámoslo, ya es un clásico (tal vez con minúsculas) con el que todos disfrutamos un poco, aunque se nos pasó pronto.

La película abrió las puertas de Hollywood al director y poco más. Tal vez lo más destacable sea la transformación de Alex J. Murphy en un cyborg y los posteriores problemas entre su cerebro humano y sus directivas primarias de ordenador, cuando se enfrentan en un conflicto moral. Pero, de un modo u otro esto se diluye en un mar de efectos especiales entre los que encontramos la lucha fraticida contra la unidad ED-209 y la mítica frase final “vivo o muerto vendrás conmigo”, con la que acaba con el correspondiente malo de la peli.

Según cuenta la leyenda tuvo dos secuelas, pero ninguna llego al nivel de la primera, la cual, por cierto, guardamos en el baúl de los recuerdos junto con “Mister T” y “El coche fantástico”.

Compartir en:

  • Alberto Sangiao

    Bueno yo soy fanatico de las peliculas de los 80 y Robocop no me parece mala, al contrario la clasifico como un excelente clasico que se debe volver a ver, ojala la relancen en la gran pantalla, si el bodrio de star wars volvio tambien lo puede hacer esta trilogía.

  • Pingback: Marcbot-IV, el robot bomba de Dallas abre el debate tecno ético | Clipset()