web analytics

Razer Deathstalker Ultimate, el teclado con LCD personalizable para jugones de élite

Analizamos en detalle el Razer Deathstalker Ultimate, un teclado con pantalla LCD táctil integrada y teclas programables dinámicas pensado para los gamers más exigentes.

Por Joaquín Alviz @rayjaken ,

Razer Deathstalker Ultimate, teclado gamer

El mundo de los aficionados a los videojuegos, y en especial a los juegos de ordenador, es un filón y un nicho de mercado muy interesante para las empresas fabricantes de periféricos, que crean dispositivos muy avanzados para hacer la experiencia de juego lo más enriquecedora posible. En Clipset hemos abierto el laboratorio de videojuegos para probar el Razer Deathstalker Ultimate, un teclado (y mucho más) que hace que el resto parezcan máquinas de escribir. Os contamos nuestras impresiones.

¿Pero seguro que es un teclado?

El Razer Deathstalker Ultimate es mucho más que un teclado. Pensado para los gamers de élite (sus creadores lo definen como Elite Gaming Keyboard), es un periférico muy completo, que incorpora novedades y funciones que van mucho más allá de apretar teclas. Con una estética muy cuidada y unas opciones de personalización muy interesantes, puede ser un gran regalo para los amantes de los videojuegos, aunque dependiendo de lo que busquen, puede que alguno se queden con un sabor amargo si tienen que desembolsar los 249’99 € que cuesta (sí, has leído bien, casi 250 euros nada más y nada menos). Por nombrar las características generales del teclado, diremos que es un teclado que de momento sólo está disponible en la versión inglesa, con teclas tipo chiclet retroiluminadas (con iluminación del color que quieras, a pesar de que en algunas webs puedas leer que se iluminan en 3 colores), botones dedicados para macros  (las macros son secuencias de teclas que podemos almacenar para poder después ejecutarlas rápidamente sin más que apretar un botón), tecla de modo-juego, y un cómodo reposa muñecas fijo. El teclado es muy cómodo de usar, bastante delgado, con teclas que responden muy bien a la presión, un acabado mate que facilita su visión al evitar por ejemplo reflejos del monitor (especialmente en situaciones de poca luz), y un reposa muñecas que facilita la escritura y evita que resbalen las muñecas, al estar fabricado en goma. El cable del teclado está realizado en fibra trenzada, evitando de esta forma los nudos y aumentando su resistencia. Esas son las características que le hacen un teclado interesante. Ahora te contamos las que le convierten en un teclado espectacular.

¿Qué tiene de nuevo?

Lo primero que llama la atención del Deathstalker Ultimate es su tamaño. Es un teclado algo más largo que los teclados convencionales. Esto se debe a que cuenta con una serie de teclas en la parte izquierda, dedicadas como decimos para macros. En concreto, cuenta con 5 teclas que se pueden programar con las funciones que queramos, aunque si pensamos que podemos crear diferentes perfiles y configurarlos de maneras distintas, el número de macros que podemos guardar es prácticamente ilimitado. Por otra parte, y aquí es donde está la principal novedad del teclado, encontramos en la zona derecha del mismo una serie de botones, y una superficie rectangular bajo ellos. Esto no es ni más ni menos que un conjunto de botones programables que en realidad son 10 pequeñas pantallas dinámicas, y una pantalla LCD táctil multiusos, todo ello personalizable. Es la zona dedicada a la interfaz de usuario Switchblade de Razer, controlada por el software Razer Synapse, el cerebro del teclado.

Razer Deathstalker Ultimate, teclado gamer

Interfaz Switchblade, la joya de Razer

La pantalla táctil capacitiva tiene una resolución de 800 x 480 píxeles, y un tamaño de 4’05 pulgadas. ¿Y para qué sirve? Muy sencillo: para todo. Una vez que instalamos el sofwate Synapse 2.0 en nuestro equipo, se nos abre un mundo de posibilidades a través de las 10 teclas programables y de la pantalla LCD (que podrás proteger gracias a un plástico protector que incluye el teclado), mundo al que entramos a través de la tecla con el logotipo de Razer que se encuentra en el teclado (junto a la de grabación de macros y a la de modo juego). La pantalla LCD tiene diferentes modos de funcionamiento. De primeras, encontramos que las 10 teclas programables vienen predefinidas con una serie de funciones que son las siguientes:

  • Modo touchpad: podemos usar la pantalla como si se tratara de un touchpad con soporte multi-touch, y que incluso tiene dos botones físicos bajo él para actuar como botones de ratón (aunque, por supuesto, soporta los típicos gestos para hacer click tocando la pantalla, o rotar, escalar, desplazar…). La respuesta de la superficie es bastante buena, y su funcionamiento puede ajustarse a través de Synapse, tanto en sensibilidad como en aceleración. Además, podemos cambiar el fondo de pantalla que se ve en casi todos los modos del Switchblade, directamente a través de la pantalla de configuración del touchpad en la aplicación Synapse del ordenador. Una opción de personalización muy interesante, que Razer ha hecho bien en incluir.
  • Modo teclado numérico: sí, te habrás dado cuenta de que el teclado no tiene el típico conjunto de teclas numéricas, porque ahí es donde está el interfaz Switchblade. Pues bien, para que no tengas que renuncias a esta opción, puedes convertir la pantalla táctil en un teclado numérico sin más que pulsar una tecla, y obtener así todas las funciones que dicho “numpad” ofrece en el resto de teclados.
  • Modo macro: nos permite grabar una macro “al vuelo”, incluso mientras estamos jugando, y asignarla a un número de macro que después podemos mapear en el teclado o en las teclas especiales.
  • Modo juego: muy cómodo para evitar que, en plena partida, se nos cierre el juego o cambiemos de ventana al pulsar por accidente “Alt+Tabulador”, “Alt+F4” o la tecla de Windows. En este modo podemos (además de activar y desactivar el modo en sí, al igual que podemos hacer con la tecla física de modo juego) configurar cuál de las tres opciones queremos desactivar cuando nos haga falta. Existen otros teclados que permiten activar o desactivar el modo juego, pero éste te permite decidir la severidad de dicho modo, incluso en plena partida, de manera visual. Además cuenta con tecnología anti-ghosting que nos posibilita poder pulsar hasta 10 teclas simultáneamente en el teclado, y que éste las reconozca todas. Una delicia.
  • Navegador web: al pulsar esta tecla, se nos abrirá en la ventana LCD un navegador web (concretamente simula la versión móvil de páginas a través de un navegador Internet Explorer 9). Entraremos por defecto a la página de Razer, y podremos realizar búsquedas, introducir directamente una URL, refrescar la página, retroceder, avanzar… un mini-navegador que podemos usar sin tener que salir de nuestra partida, por si necesitamos consultar cualquier cosa.
  • YouTube: tendremos acceso a YouTube directamente en la ventana LCD, pudiendo autenticarnos, buscar vídeos, ver los más recientes, los más vistos, nuestras suscripciones, favoritos, etc. Los vídeos además se reproducirán directamente en la pantalla LCD, aunque estemos jugando en ese momento (muy útil por ejemplo si necesitamos acceder a una vídeo-guía de un juego cuando nos quedamos atascados). El sonido de los vídeos, eso sí, se reproducirá a través de nuestro ordenador, porque el teclado no tiene altavoces (tampoco exageremos…).
  • Facebook: al pulsarlo entraremos en la versión móvil de Facebook, por si no podemos vivir separados de nuestra red social ni cuando estamos jugando.
  • Twitter: de igual modo, sin más que apretarlo, entraremos en nuestra página de Twitter, con acceso a las funciones típicas de la plataforma.
  • Gmail: Un acceso directo a nuestro correo de Gmail, totalmente funcional.
  • Reloj: un cómodo reloj con opción de cronómetro también, por si perdemos la noción del tiempo en nuestras sesiones de jugones.

Razer Deathstalker Ultimate, teclado gamer

Pensado para hacerte disfrutar más del juego

Estos son los modos básicos del LCD. Pero en realidad esconde mucho más. En primer lugar, el modo touchpad nos presenta, en el área de las 10 teclas personalizables (y que están preparadas para verse correctamente desde la perspectiva del usuario frente al teclado, ya que en realidad son una especie de lentes que redirigen la imagen de una pantalla), botones numerados del 0 al 9 para que podamos guardar en ellos las macros creadas. Pero si queremos podemos cambiar la función de dichas teclas (al igual que la de cualquier otra tecla del teclado), y por supuesto la imagen que muestra. Esto es muy útil por ejemplo para poner accesos directos a los programas que más usemos, o a nuestras carpetas de documentos, y gráficamente es muy cómodo ver qué tenemos asignado a cada tecla, porque cada una de ellas mostrará la imagen que queramos (puede ser texto, o una imagen creada por nosotros mismos). Si 10 teclas nos parecen pocas, podemos configurar más, ya que Synapse nos permite crear otros conjuntos de teclas, y desplazarnos entre ellos sin más que mover 3 dedos por el LCD de derecha a izquierda (y viceversa, para volver). Pero este gesto de desplazamiento no se usa sólo en el modo touchpad, sino que nos da acceso a otra de las principales fortalezas del Deathstalker Ultimate: sus  modos especiales para juegos. Así, si nos encontramos en el “menú principal” de Switchblade (al que podemos volver siempre sin más que apretar la tecla de Razer del teclado), y nos desplazamos hacia la derecha con 3 dedos en el LCD, veremos una nueva serie de iconos con diferentes funcionalidades:

  • Por una parte, el modo para Counter Strike, con opciones específicas para sus diferentes versiones, para hacernos más cómoda la partida.
  • También tiene un modo especial para el juego Team Fortress 2, con soporte para sus clases, habilidades especiales, etc.
  • El modo Star Wars The Old Republic nos muestra información como la salud, amenazas, daño, etc.
  • El modo Battlefield 3 nos ofrece un acceso directo a las funciones más usadas en el juego, como agacharse, tumbarse, activar o desactivar la mira láser, poner explosivos, abrir el mapa, etc., todo ello personalizado para la clase de soldado que estemos usando en cada momento.
  • El modo de temporizador para juegos nos permite crear cronómetros para controlar el tiempo de determinados eventos del juego. Por ejemplo, para Battlefield 3, podemos indicarle en qué mapa estamos jugando, y activar temporizadores predefinidos (o crear nuevos) para saber cuánto falta para que reaparezca el tanque, el avión, el helicóptero, etc.
  • Una opción muy interesante es el modo de captura de pantalla o screenshot, que nos permite sacar fotografías de nuestra pantalla en pleno juego, administrarlas, guardarlas, volver a verlas… todo ello sin salir de la partida. Una idea muy útil para recordar mapas, posiciones, estrategias, etc.

Estos son algunos de los modos que incorpora el LCD, aunque Razer ya está trabajando en ampliar los juegos soportados, e introducir nuevas funcionalidades en el LCD. Por supuesto, cada vez que estemos en uno u otro modo del LCD, las 10 teclas especiales cambiarán, adaptando el contenido que nos muestran a opciones específicas del modo en el que estemos. Por otra parte, al ser el LCD una pantalla táctil también, su uso es tremendamente intuitivo, y permite el uso de botones y widgets que aumentan sus posibilidades enormemente.

Todo esto que te contamos puede hacerse cómodamente sin necesidad de salir del juego, gracias a la interfaz Switchblade de Razer. El uso de este sistema es muy cómodo e intuitivo, y el teclado responde de maravilla a las peticiones del usuario. Además, las amplias opciones de personalización que permite, hace que no existan dos teclados iguales en el mundo, porque cada jugón podrá configurarse el suyo a su gusto. Prácticamente es como si tuvieras un teclado con un ordenador de abordo incluido. ¿Serán así los teclados del futuro?

Razer Deathstalker Ultimate, teclado gamer

Un dispositivo extraordinario, aunque con algunas pegas

Hasta ahora te hemos contado las maravillas del teclado Razer Deathstalker Ultimate, pero queremos que, si has pensado en comprarte uno de ellos, sepas también qué otras cosas nos han gustado un poco menos, porque si bien es un dispositivo tremendamente completo y bien pensado, también es cierto que hay determinados aspectos que se podrían mejorar.

Con carácter general, podemos decir que el teclado tiene unas enormes posibilidades, el problema es que quizá tenga muchas posibilidades y pocas de ellas llevadas a la práctica, sobre todo siendo un teclado especial para jugones. Así, por ejemplo, el uso que se hace de la pantalla LCD y las opciones que tiene, si bien son muy interesantes, son algo escasas para todo lo que podría hacerse con ella. Por ejemplo, se echa en falta un modo de control de reproductor multimedia (existen teclas multimedia en el teclado, pero hay que pulsar la típica tecla “Fn” más la tecla en cuestión que queramos para pausar una canción, cambiar el volumen, etc., lo cual reduce su comodidad al no ser teclas inmediatas). Otras opciones que podrían haberse integrado en el LCD son, por ejemplo, un sistema de cambio rápido de color de la retroiluminación, sin necesidad de entrar al software Synapse 2.0. También habría estado bien contar con algún sistema de notificaciones de mails, menciones en Twitter, etc., o un monitor de recursos y de uso del procesador, memoria, disco duro, etc. Incluso hubiera sido interesante incluir una calculadora, o alguna pantalla con widgets diferentes para controlar aspectos del sistema operativo (como la sensibilidad y resolución del ratón, algo que los gamers agradecen mucho, o un gestor de tareas, un widget meteorológico, etc.). Digamos que podrían hacerse tantas cosas al contar con una pantalla táctil, que nos quedamos con un sabor de boca algo amargo al ver las relativamente pocas opciones desarrolladas por Razer. En cualquier caso, Razer es consciente de esto, por ello ofrece su SDK de desarrollo, para que la comunidad pueda hacer sus aportes desarrollando módulos como éstos y muchos más, a través del foro de desarrolladores de Razer.

Razer Deathstalker Ultimate, teclado gamer

Pensado para gamers… ¿seguro?

Por otra parte, a pesar de ofrecer funciones muy interesantes, a la hora de la práctica la utilidad de la pantalla LCD puede no ser tanta como Razer pretende. Un ejemplo: los gamers conocen perfectamente dónde está cada tecla de su teclado, y qué función realiza esa tecla en el juego (por ejemplo, para agacharnos, tumbarnos, ver el mapa, cambiar de arma…). Al implementar estas funciones en el LCD, si queremos usarlas tendremos que apartar la vista de la pantalla, y lo que es aún peor, tendremos que quitar la mano derecha del ratón (si somos diestros), porque el LCD se encuentra a la derecha del teclado (podríamos usarlo con la mano izquierda, aunque nos pillará algo más “lejos”). Por esto, tenemos nuestras dudas a la hora de pensar que los jugadores avanzados vayan a querer usar estas funciones, aunque quizá dependa del tipo de juego y del tipo de opciones presentadas. También, respecto al LCD, hay que decir que el uso del desplazamiento con 3 dedos para pasar de una serie de teclas a otra, no siempre funciona todo lo bien que debería, obligándonos a veces a realizar el gesto 2 ó 3 veces, y llevándonos, si estamos en ese momento usando un navegador web por ejemplo, a volver a la página anterior o ir a la página siguiente, al reconocerlo como el típico botón de atrás y adelante.

El idioma puede ser un problema

Pero sin duda, uno de los inconvenientes que más nos ha llamado la atención del Deathstalker Ultimate, es uno debido al hecho de que sea un teclado en inglés. A pesar de que podemos usarlo teniendo nuestro PC configurado en español (en cuyo caso las teclas estarán donde estarían en un teclado español, o sea, la “ñ” estará a la derecha de la “L”, el “-” estará a la izquierda de la tecla de mayúsculas derecha, etc.), lo cierto es que el LCD presenta algunos problemas a este respecto. Y es que, en nuestros teclados habituales, para obtener la “@” tenemos que pulsar “Alt+2”, mientras que en el teclado inglés hay que pulsar la tecla de mayúsculas y el número 2. Pues bien, en el modo de introducción de texto en el LCD, por algún motivo los creadores han desactivado la tecla “Alt” y “Ctrl” del teclado, por lo que no tendremos forma de obtener una “@” (ellos sólo necesitan la tecla mayúsculas en el teclado inglés, que sí que funciona, al igual que el resto de teclas del teclado, excepto “Alt” y “Ctrl”). Esto, que puede parecer una tontería, nos hace muy complicado abrir sesión en los servicios del LCD como Facebook, o en cualquier otro que necesite el uso de nuestra dirección de correo. Tampoco nos permite, por tanto, poder usar la “@” para citar a contactos en Twitter, o escribir ningún otro símbolo que requiera del uso de la tecla “Alt”. Este mismo problema del layout en lo que se refiere al LCD lo tenemos en el modo de teclado numérico, en el que el botón de división “/” nos escribirá un menos “-” en vez del carácter que debería escribir. De todas formas, hemos encontrado un truco para poder entrar en Facebook o en cualquier otro servicio a pesar de este error: puedes abrir Internet Explorer 9 en tu PC, abrir sesión en los servicios que quieras, y decirle que guarde tu contraseña, ya que el LCD se basa en Internet Explorer para la navegación web, por lo que tomará los datos que tengas almacenados, y podrás saltarte el paso de abrir sesión.

Software Synapse 2.0, bueno pero mejorable

En cuanto al software Synapse, si bien está muy bien desarrollado, podría estarlo mucho mejor. Y es que no habría estado nada mal incluir en él la posibilidad de almacenar la información de nuestras cuentas de Facebook, Twitter, Gmail, Youtube, sin necesidad de hacerlo directamente en el LCD. También hubiera estado muy bien que se pudiera configurar el navegador web por defecto, por si alguien prefiere por ejemplo Chrome en vez de Internet Explorer, o que se pudiera definir la página inicial con la que queremos que se abra el navegador en el LCD. Otra opción que se echa de menos es poder pasar la configuración de nuestras teclas programables a otros perfiles, ya que si queremos crearnos diferentes perfiles cada uno con un color  (que es un pequeño truco para poder implementar un sistema de cambio de color rápido en el LCD), al crear un nuevo perfil tendremos que volver a configurarle todas nuestras teclas, iconos, y demás.

La parte dura del teclado

En cuanto al hardware del teclado, algo que otros teclados para gamers incorporan y que se echa de menos en el Deathstalker Ultimate, es la conexión para auriculares y micrófono, y sobre todo alguna conexión USB, también muy útil para quienes desean usar el teclado como receptor de sus auriculares y ratones inalámbricos, o para conectarle cualquier tipo de dispositivos. Además, en el caso del Deathstalker Ultimate, esta falta de  puertos USB es aún más grave, ya que el propio teclado requiere de 2 conexiones USB para poder alimentarse correctamente, por lo que perderemos una conexión libre más en nuestro PC que con cualquier otro teclado. Y ya que estamos hablando de hardware, si nos referimos a la parte dura del producto, no podemos dejar de mencionar el reposa muñecas, que si bien es muy cómodo y está bien situado, es un elemento fijo cuya altura e inclinación no podremos regular de ninguna forma, aunque quizá tampoco nos haga falta. Un aviso para los que soléis comer cerca del teclado: os recomendamos que alejéis las patatas fritas y otro tipo de comidas “suelta-migas” del reposa muñecas, porque al ser de goma será como un imán para cualquier partícula que caiga sobre él, y es bastante fácil que se ensucie (y bastante complicado de limpiar en condiciones).

Razer Deathstalker Ultimate, teclado gamer

Resumen

¿Qué podemos decir del Razer Deathstalker Ultimate? Pues que es un teclado impresionante, y un dispositivo que hará las delicias de los amantes de los gadgets más exclusivos, de los periféricos más avanzados, y de quienes busquen más tecnología por centímetro cuadrado, ya que comprende una serie de elementos diferentes que se interrelacionan de maravilla. Sin embargo, no está tan claro que sea el objeto de culto buscado precisamente por el público al que se supone que está dirigido: los jugadores más exigentes.

El concepto en sí del teclado es genial, pero probablemente no esté pensado de forma óptima para jugadores, por todo lo que hemos comentado. Dejando a un lado el hecho de que sea un teclado en inglés, no tiene mucho sentido hacer que un jugador tenga que soltar sus mandos de control para interactuar con una pantalla o con unos botones, o no ofrecerle información que valorará como la carga de su ordenador o configurar aspectos del mismo, teniendo la posibilidad de hacerlo. Es un gran producto, con el que podrás pasar muchas horas de diversión, pero quizá su usabilidad sea mayor para tareas que no requieran la máxima concentración en el juego, o incluso para el uso normal del PC (fuera de un videojuego), más que para partidas de campeonato.  Si a esto sumamos su elevado precio (249’99 €), es probable que alguien que haga dicho desembolso para comprárselo quede un poco decepcionado al comprobar que es más un gadget (muy chulo, eso sí) que le hará más cómodas algunas tareas, pero que no le aportará demasiado en otras tantas. Esperamos que con futuras revisiones de drivers y firmware corrijan algunos de los aspectos que hemos mencionado y añadan nuevas funciones, porque si algo tiene el Razer Deathstalker Ultimate son posibilidades, y muchas.

Pros

  • Es un producto muy atractivo visualmente, y un alarde de tecnología que hace que se nos haga la boca agua sólo de mirarlo.
  • La construcción del teclado es sólida, y las teclas son cómodas y responden muy bien al uso. El reposa muñecas también es muy cómodo, y su construcción en goma
  • La retroiluminación ajustable tanto en intensidad como en color es muy agradable a la vista, y al estar sobre teclas mate, se ven incluso aunque reciban luz sobre ellas.
  • Las teclas macro están en una buena posición del teclado, al igual que la tecla del modo juego.
  • Sobre todo, la pantalla LCD y sus 10 botones programables. Sin duda un mundo de posibilidades, tanto por la personalización que permiten como por sus diferentes modos de uso, que amplían la experiencia de cualquier usuario de PC, sea gamer o no.

Contras

  • Precisamente las posibilidades del LCD, que se quedan en pocas aplicaciones desarrolladas, y que podrían ser muchas más para aprovechar todo el potencial del teclado.
  • El precio, que lo convierte en un producto no al alcance de todos, y que no está del todo justificado.
  • No incluye ninguna conexión extra, ni para auriculares, ni para micrónofo, ni USB. Al utilizar dos conectores USB para alimentarse, se echa en falta esta última posibilidad.
  • Problemas con el idioma del teclado al escribir texto en la interfaz del LCD, al no reconocer las teclas “Alt” y “Ctrl”
  • Sofware Synapse 2.0 carente de algunas opciones de configuración que harían de él una herramienta mucho más versátil y cómoda de utilizar.

+ info | Razer Deathstalkter Ultimate

Compartir en:

  • martin

    en realidad no estoy de acuerdo con parte del analisis, no estoy de acuerdo con que al teclado le falte conexion auricular ni usb, porque sino le vamos a preguntar a razer porque no le puso una tarjeta de video y tambien jugabamos en el. Conexion usb por mas que consuma 2 es un teclado de mas de 250 dolares, es obvio que tienes una maquina con varias conexiones usb y que no necesitas de esas extras, al fnal entre la placa madre, el gabinete y el teclado vamos a tener 1000 conexiones usb al re pedo. y en cuanto al microfono o al auriculas, todos los gabinetes tienen conexion mic y auricular, tambien los home theaters que le ponemos a la pc tienen y cuantas conexiones queremos? otras 1000? tambien al pedo me parecen esas conexiones. encima repito, para tener este teclado deberias de tener una maquina acorde a lo que es, ej. una tarjera de consido que ya con eso no necesites del teclado para sonido porque lo tienes en el home theaters o en el gabinete. lo demas impecable. El problema es que siempre queremos queremos y mas queremos y a veces no nos damos cuenta que es al cuete un monton de cosas que no nos sirven para nada como mas conexiones usb, mas conexiones para microfono y mas para auriculares con las que ya tenemos nos da y comodo queda igual.