web analytics

¿Por qué no se cuentan las milésimas de segundo en natación?

Cómo es posible un triple empate de Phelps, Le Clos y Cseh en la piscina olímpica de Rio

Por Juan Castromil ,

Cps8AmjWEAAYbi9.jpg-medium

La final de 100 metros mariposa de los Juegos Olímpicos de Rio han desvelado una simpática curiosidad: el triple empate por la medalla de plata con un tiempo idéntico para los tres segundos clasificados. Sin embargo mucha gente ha ido más allá de la sorpresa y se ha preguntado si no habría sido posible afinar más la medición de los tiempos hasta las milésimas, y haber decidido así de una forma más precisa las posiciones del podio. Al fin y al cabo, cronómetros con precisión de milésimas existen (incluso de millonésimas de segundo) y se usan en otras disciplinas.

La explicación, lejos de tener un razonamiento tecnológico, es debida a otras las. La explicación es la siguiente.

rs_1024x672-160809061150-1024.michael-phelps.cm.8916

En una piscina olímpica de 50 metros una milésima de segundo -a la velocidad media de competición- significan 3,39 milímetros. Sin embargo la normativa de la FINA (la federación internacional de natación) permite una tolerancia de hasta 3 cm en la longitud de las piscinas, principalmente por la dificultad de construir con una mayor precisión una instalación de dimensiones tan grandes. A esto se le suma que las dimensiones pueden variar debido a las condiciones ambientales (temperatura del aire o del agua) o el deterioro del tiempo. Así pues nos encontramos que la tolerancia física de las calles es 10 veces mayor que la que se podría obtener con un cronometraje de milésimas.

phelps-large_trans++yrExcyLmJ2rXkhVv_9NiEDoJJx60e-G9rsN0orlsZBs

El resultado es que se ha optado por limitar de forma voluntaria la medición de las marcas de natación solo hasta las centésimas ya que de incluirlas, podría darse el caso de que se produjesen injustos errores dando por ganador a un nadador que hubiese tenido que nadar menos que otro… aunque sean 3 centímetros.

Por lo tanto Michael Phelps, Chad Le Clos y László Cseh compartirán medalla de plata no porque no se puedan medir con mayor precisión, sino debido a las limitaciones físicas del mundo en el que han decidido competir.

 

Compartir en: