web analytics

Por qué Apple ha fabricado el stylus que Steve Jobs no quería

Steve Jobs no quería un stylus, pero Apple lo ha hecho. Estas son algunas razones del cambio

Por Juan Castromil ,

Captura de pantalla 2015-11-17 a las 9.58.54

Steve Jobs no quería un stylus, pero Apple lo ha hecho. En 2007 Steve Jobs ridiculizó los punteros stylus para interactuar con las pantallas táctiles y afirmó que Apple no necesitaba un lápiz par manejarse con su iPhone, que era mucho mejor usar los dedos. Sus palabras textuales fueron “¿Quién quiere usar un stylus?[…] Nadie quiere un stylus”.

steve-jobs-stylus

Ahora en 2015 Apple ha lanzado una ambiciosa tableta, el iPad Pro con una fuerte apuesta por los mercados profesionales. Sin embargo todo el mundo se ha fijado en un pequeño accesorio con mucho significado: el puntero Pencil. ¿Por qué Apple ha fabricado el stylus que Steve Jobs no quería?

Primero de todo Steve Jobs era un genio, pero como muchos genios era un cabezón. Muchas veces afirmaba una cosa y al poco tiempo cambiaba radicalmente de opinión. Pero este es solo uno de los factores a tener en cuenta.

Captura de pantalla 2015-11-17 a las 11.01.45

Cuando se lanzó el iPhone había que dar un mensaje revolucionario y transgresor. Y el romper con los punteros stylus -y usar el dedo- encajaba en ese plan de imagen. Además en aquel entonces los stylus eran un auténtico infierno. Fallaban mucho, eran incómodos y tenían poca precisión.

Desde entonces muchas cosas han cambiado, y muchas rompiendo la línea pronosticada por Steve Jobs. El iPad mini, el (phablet) iPhone Plus y ahora el puntero Pencil, aunque hay muchas más incluso de la época en la que Jobs estaba vivo.

Captura de pantalla 2015-11-17 a las 10.13.58

Pero ¿porque ahora ha cambiado de opinión Apple? Hasta ahora los lápices stylus que existían eran básicamente una extension del dedo con poca precisión. Una adaptación poco refinada para las pantallas capacitivas. Sin embargo desde 2007 hasta hoy la tecnología ha avanzado mucho y se ha podido ver en otras marcas que sí han ido evolucionando sus propuestas con stylus como Microsoft o Samsung. Ahora los avances en la velocidad de respuesta, la fluidez del trazo, la reducción del espacio entre cristal y pantalla o la precisión del punto de contacto parecen haber convencido a Apple para fabricar un puntero que sí cumple con sus criterios de usabilidad. Y lo cierto es que la tecnología del iPad Pro + Pencil es probablemente el mejor puntero para pantalla digitales que existe ahora mismo en el mercado.

Captura de pantalla 2015-11-17 a las 11.01.56

También hay que tener en cuenta un detalle. Este accesorio solo funciona con el iPad Pro, una herramienta con una pantalla de grandes dimensiones y con muchas salidas profesionales que pueden requerir de una mayor precisión en su uso. Eso es lo que ahora ofrece Pencil: precisión. Y ojo que esto lo hace a un precio: 109 euros, más una tableta de alta gama.

Pencil ofrece diferentes respuestas a diferentes niveles de presión así como a los diferentes ángulos de uso. Y eso lo hace gracias a una combinación de información entre el puntero y la pantalla. Básicamente resuelve los típicos problemas asociados a usar punteros excepto el del la sensación de rozamiento con la superficie. A pesar de ello se nota que Pencil es una idea joven en Apple y tiene recorrido para mejorar. Funcionalmente el puntero del Microsoft Surface es más versátil ofreciendo más funciones, así como una ingeniosa solución magnética para guardarlo junto a la tableta.

Captura de pantalla 2015-11-17 a las 10.13.29

Así pues Apple se ha comido sus palabras, sí. Pero lo ha hecho para avanzar y ofrecer mejoras en unos de sus productos (aunque no sería de extrañar que en futuras versiones se extendiese a otros tamaños). Entonces no era ni el momento ni el dispositivo, ahora sí. Mejor así que mantenerse en una idea obsoleta solo por cabezonería ¿no?

+ info | apple

Compartir en:

  • tonietti

    Comparar el “stylus” que se usaban en las PDA rollo HP pocket PC, o aquellos teléfonos HTC, que lo primero que ocurría es que perdías el lápiz y daban una experiencia de usuario nefasta, con el “aparatito” con aspecto de lápiz de apple, destinado sólo a gente diseñadora, dibujantes y similares que utilizan normalmente tabletas digitalizadoras, me parece una comparación… absurda. O decir que apple se ha tenido que comer sus palabras, como si ahora los iphone (o su competencia) llevaran todos un stylus.

    Tabletas digitalizadoras las hay hace mucho, sólo que ahora el ipad pro es la polla… con doble sentido y el sentido normal

    Con el cariño y respeto que le tengo a Clipset encuentro que es un artículo amarillea por todos lados y se os terminan las ideas o algo. Por cierto apple me cae mal, tengo un galaxy. Para los brasas que ahora me tachen de fanboy. Pero no hay que quitarle mérito a Apple y si no fuera por Steve Jobs, igual ibamos todos sacando el lapicito todavía…

  • Papua

    Solo decir que las PDAs también funcionaban con los dedos, el stylus era solo para pulsar botones pequeños o dibujar con detalle.

    • tonietti

      jaja, define detalle 😉

      Como los botones no fueran gigantes y tuvieras que pulsar con el dedo, era como disparar en una feria..

  • Sirdrak

    Sobre lo que se comenta en el artículo, hacer un par de puntualizaciones… Se viene a decir que la tecnología de stylus ha evolucionado a partir de 2007 de la mano de Samsung y Microsoft cuando no es cierto, lo que denota un gran desconocimiento del autor. El pionero en lo referente a sistemas de stylus activo con sensibilidad a la presión fué la famosa Wacom, líder del sector desde hace muchos años, cuando se presentó su tecnología EMR en el año 2003 en el convertible HP Compaq TC1100. Ya entonces los stylus activos de Wacom hacían todo lo que hacen ahora: Detección de la inclinación y giro (si, eso de lo que presumían los de Apple en la presentación del iPad Pro como si fuera una gran innovación de su iPencil), hover (el stylus es detectado incluso cuando se encuentra a una cierta distancia de la pantalla sin tocarla, lo que posibilita usarlo para sustituir a un ratón) y palm-rejection (esto es que el sistema es capaz de diferenciar cuándo usamos el stylus de cuando apoyamos involuntariamente la palma de la mano sobre la pantalla, teniendo en cuenta sólo la entrada del stylus). Básicamente los avances se han limitado a aumentar los niveles de presión que el sistema es capaz de diferenciar. De hecho, yo tengo un convertible del año 2010 (meses antes de la presentación del primer iPad) con el sistema de Wacom que, además de hacer todo lo comentado antes, ya tenía en aquella época 256 niveles de presión, un HP Touchsmart TM2 2050es con el que he llegado a hacer trabajo profesional de ilustración digital. Hoy por hoy, sigue siendo es standdard más valorado a nivel profesional, y el que más soporte tiene a nivel de Software, muy por encima del resto de competidores, como N-Trig (el ya famoso de las Surface Pro actuales), o el de Synaptics (el usado en los tablets y convertibles de Dell). De hecho, las dos primeras Surface Pro, precisamente por eso, incluían ambas el sistema de Wacom con 1024 niveles de presión. El paso a N-trig fué considerado por muchos profesionales (especialmente ilustradores) un paso atrás, por eso y porque en aquél momento sólo tenían 256 niveles de presión, una característica vital en este tipo de trabajos. Y por cierto, ya que se menciona a Samsung, decir que sus famoso S-Pen son de Wacom también, no han inventado nada nuevo. Samsung tiene participaciones en la propia Wacom, cosa que mucha gente parece desconocer. Y a día de hoy, lo más de lo más a nivel profesional que existe, siguen siendo las famosas Cintiq de Wacom.

    Este iPad Pro ha resultado una buena idea a niver de hardware estropeada por la estúpida idea de meterle un sistema operativo de móvil (iOs), cuando lo que deberían haber hecho es sacarlo con una versión adaptada al táctil de OSX. Como dice el famoso anuncio de coches, la potencia sin control no sirve de nada. El gran problema de tener iOS es precisamente la ausencia de todo el software profesional que se usa en OSX, un grave fallo para un producto que se supone que vá orientado al mercado profesional.

    • tonietti

      Lo que hace Apple es acercar el mundo profesional ese que cuentas,(que aunque me considere friki y esté al día, no tenía ni idea), a la informática de consumo. Vamos lo que ha intentado en cierta forma Microsoft con su Surface sin éxito. Lo que hará que cambien las tornas de nuevo, es que conociendo a Apple, el producto será sencillo y la experiencia de usuario brutal. Con lo cual esas soluciones “profesionales”, igual empiezan a temblar sus cimientos, porque un cacharrín de juguete, hará lo mismo, más rápido y más fácil…

      Cuando salió el ipad original y no venía con OSX sino con IOS yo dije, menuda cagada, no venderán ni uno, esto es un teléfono gigante que no vale para nada… y anda que no han vendido tabletas, y yo mismo estoy encantado con la simplicidad de uso y potencia de muchas apps que existen. De hecho flipo con algunas apps de fotografía “chorra” que hacen virgurerías con efectos y composiciones, que en photoshop me cuestan un buen rato de aplicar filtros o montajes muy complejos. En fin… volviendo al artículo, Apple no quería sacar un stylus o que dejemos de usar el dedo, quiere complementarlo para aquellas tareas donde hace falta.

    • tonietti
  • huele a premio clipete a la mayor innovacion del 2015!!!

  • No te importa

    Un “genio”..¿quien? ¿el del cancer que paso de tratamientos y se puso en manos de curanderos? y nosotros flipando con sus productos..pa mear y no hechar gota.

    • tonietti

      La palabra no es genio, es visionario. Y si, tampoco era un tipo guay para tener de jefe. Pero ha cambiado el mundo tecnológico, con creces.

  • Nop

    Partiendo de la base de que Ipad Pro es un producto para gente con conocimiento teconológico bajo o muy bajo…