web analytics

Philips OneBlade, el eslabón perdido entre la cuchilla y la afeitadora

Philips se inventa un nuevo concepto de maquinilla eléctrica con hojas desechables para mantener la barba bien cuidada

Por Juan Castromil ,

El mundo del afeitado es siempre un terreno peliagudo, especialmente para aquellos que cuidan su barba como un elemento de estilo y personalidad. Así, entre afeitadoras, cuchillas y cortapelos nace OneBlade de Philips. Un nuevo género de gadget para el afeitado que podría resumirse como un híbrido de cuchilla y afeitadora.

OneBlade es a las cuchillas lo que los cepillos de dientes eléctricos son a los cepillos (clásicos). Básicamente utiliza en formato de cuchilla, añadiéndole un sistema motorizado, y unas cuchillas especiales que ofrecen un punto intermedio entre la cuchilla y la afeitadora. Como dice su eslogan, afeita, perfila y recorta, y todo ello con bastante buenos resultados.

Como cuchilla de doble cara ofrece mayor precisión para perfilar y como afeitadora corta en ambas direcciones y cuenta 4 con peines guía para recortar la barba a diferentes longitudes (desde 1 mm hasta 5 mm). Además se puede usar tanto en seco como en mojado (por ejemplo en la ducha).

Ciertamente se trata de una idea prometedora que en nuestras pruebas ha combinado perfectamente la tarea de afeitar con la siempre delicada tarea de perfilar. Eso sí, requiere algo de tiempo aprender a recortar a la medida seleccionada de forma uniforme. El tamaño del cabezal puede parecer algo pequeño en comparación con otros sistemas, sobre todo a la hora de afeitarse grandes áreas. Pero ese mismo detalle hace que se maneje con soltura a la hora de perfilar, lo cual en algunos casos lleva incluso más tiempo.

La batería se carga en 60 minutos y ofrece 4 horas de afeitado. Su precio varía según el modelo pero la horquilla esmpieza en los 29,99 y sube hasta los 79,99 del modelo pro, mientras que las cuchillas (reemplazables cada 4 meses aprox) cuestan 14,99 euros.

+ info | philips

Compartir en: