web analytics

Otto, el camión sin conductor hace su primer reparto para entregar… 45.000 cervezas

Otto y Budweiser hacen historia con esta primera entrega comercial usando un camión autónomo que recorrió 193 kilómetros sin necesidad de piloto

Por Manu Contreras ,

La fábrica de cerveza Anheuser-Busch se ha convertido en la primera empresa en usar un camión que se conduce sin ayuda de una persona, durante más de 193 kilómetros y con su conductor en la parte trasera de la cabina descansando.

Lo han logrado en colaboración con Otto, una empresa que Uber compró recientemente. Su sistema de sensores y cámaras le permite conducirse sin chocarse con otro vehículo durante kilómetros siempre y cuando sea en una autopista. En carreteras secundarias por ahora tendrá que ser una persona quien controle este enorme vehículo.

otto-cabina

La preciada carga que transportaba eran 45.000 latas de cerveza Budweiser. Pero es un ejemplo perfecto para mostrar como eventualmente este tipo de entregas de mediana y larga distancia por carretera, será cosa de vehículos sin conductor.

El 94% de los accidentes en EE.UU. son por errores humanos, la mitad de ellos en autopistas. Un sistema que siempre esté alerta, con sensores 365º y que calculan todas las variables de los vehículos de su alrededor, puede reducir drásticamente los accidentes de camiones.

otto-camion-sin-conductor

Es un programa piloto y sí, en parte una campaña de marketing para la empresa de cervezas y Otto. Pero demuestran que el futuro de nuestras carreteras pasan por vehículos cuyo conductor humano no tiene porqué estar delante del volante o siempre atento a la carretera. Todo sea por hacerlas más seguras y con menos accidentes mortales.

¿Qué ganan las empresas con estos sistemas de conducción autónoma? Por ahora, aunque el coste para implementar el kit de Otto es caro, reducirá los costes de camiones accidentados y de profesionales con fatiga. Conducir durante cientos de kilómetros sin parar y sentado no es bueno para la salud. Así el conductor puede moverse por la cabina y descansar sus sentidos para usarlos cuando llegue un momento donde el camión necesita ayuda.

A largo plazo parece evidente: la total eliminación del factor humano en el transporte por carretera. Vehículos sin cabina, que simplemente serán un motor con un gran espacio para la carga y que lo lleva desde un lugar a otro.

Mientras esperamos a ese futuro, el siguiente paso apunta a vehículos 100% eléctricos y que se muevan en un convoy para reducir el impacto medioambiental.

+ Info | Anheuser Busch, CNBC

Compartir en: