web analytics

Ofertas ADSL Ya.com, necesito una lupa

Por Carolina Denia ,

Ayer yendo a la carrera como siempre, de un lado a otro, vi una oferta de ADSL de la operadora Ya.com en la marquesina de una parada de autobús, que me llamó la atención sobre todo por los colores (soy así de simple). Seguro que muchos ya la habéis visto, y qué queréis que os diga, estoy hasta las narices de los grandes anuncios con letra pequeña, de todo tipo de empresas. Vamos a ver, nos dan 3 megas por lo que valen dos cafés con leche, hacía mucho tiempo que no veía una comparación tan absurda, habida cuenta de que ya sabemos que a cada uno nos cuestan los cafés precios completamente distintos, a mí 1,20, a Zapatero 0,80+0,20 de la leche (todos precios ya con IVA) y Rajoy no toma porque no puede permitírselo.

Pues esto, aunque a simple vista no lo parezca, es sólo una oferta que dura 2 meses, el resto de tu vida 22,95€+IVA. Y digo el resto de tu vida, porque si ese hubiese sido el precio,… a ver quién es el guapo que se cambia de proveedor tal y como están las cosas, riesgos los justos. Pero es que no acabo de entender qué tipo de estrategia comercial es esa que quiere clientes insatisfechos, broncas telefónicas todos los días y cobrar por un servicio mal dado. Si Deming levantará la cabeza, se quedaría perplejo por ver como a estas alturas de la película todavía no hemos aprendido nada.

La calidad de un servicio y del trabajo empresarial está por encima de todo, de hecho Deming fue el padre de la Calidad Total, que aplicada a la economía japonesa en los años 50, la ha convertido en una de las más prosperas del mundo. ¿Por qué? Porque su ideología es tan sencilla como la de no hacer productos (o servicios) que se estropeen con facilidad, sino productos susceptibles de innovación. De esta forma el cliente consumirá constantemente para tener los últimos avances y posiblemente serán de la misma marca que le había satisfecho. Pero no se queda ahí, sino que incluye a todos los trabajadores de la empresa, de tal forma que si los trabajadores están contentos, podían mejorar el servicio a clientes también contentos. Lo peor de toda esta teoría, es que se puede llevar a la práctica, sólo es necesario voluntad por parte de las empresas, aprendizaje y algo de inversión, resultando un rendimiento asombroso.

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en: