web analytics

Blackbird, el camaleónico vehículo que se transforma para rodar anuncios de televisión

El automóvil Mill BLACKBIRD cambia de forma gracias al CGI convirtiéndose en cualquier modelo imaginable (incluso prototipos)

Por Manu Contreras ,

Todo lo que vemos en los anuncios de televisión está manipulado de alguna forma. Esto es algo que todo el mundo debería conocer al ver en directo el resultado final. Ni los perfumes o desodorantes te hacen irresistible, ni las hamburguesas son así de jugosas, ni los coches son lo que tú crees que son. Como ejemplo os mostramos el futuro de los anuncios de televisión: Mill BLACKBIRD.

Este automóvil es la prueba de que la publicidad de coches está a punto de ser completamente falsa, por lo menos en todo lo que se refiere a lo visual. Aunque es fácil llevar un par de coches a un país, rodar una serie de tomas para después montar un anuncio, de manera puntual, es algo caro y difícil el hacerlo cada año, ya que hay que invertir por los nuevos modelos o cambios de diseño.

Mill BLACKBIRD

Resulta mucho más barato tomar un estudio de edición de vídeo, crear un modelo en 3D del coche y hacerlo rodar por escenas ya grabadas, aunque el coche no esté en la realidad. Ahí es donde entra BLACKBIRD, un coche que puede cambiar su longitud, la distancia del suelo, las ruedas o incluso el comportamiento de su motor eléctrico para grabar escenas en la vida real y que después, con mucho esfuerzo de edición por ordenador, se pueda insertar cualquier coche.

blackbird compo

Grabar escenas con BLACKBIRD permitirá reutilizarlas en otros anuncios, series de televisión o incluso en películas. Tan sólo hay que saber qué tipo de escena se necesita, crear el modelo del coche en 3D, insertarlo en la escena, ajustar la iluminación y listo (simplificando al máximo el enorme trabajo de los expertos en CGI).

Gracias al nivel de fotorrealismo que se ha conseguido y al montaje en vídeo, se reduce el coste de una producción para que después se puedan reutilizar cómo se quiera, esas imágenes.

Por ahora la mayoría de los anuncios de televisión de coches se ruedan de verdad (aunque pasan por una gran sesión de retoque). Con avances como BLACKBIRD no sería nada raro que en un futuro no muy lejano, todo lo que veamos en un anuncio de un coche sea falso.

+ Info | The Mill

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en:

  • YO

    “Aunque es fácil llevar un par de coches a un país, rodar una serie de tomas para después montar un anuncio, es algo caro y difícil..”

    Es facil….es algo caro y dificil…

    Articulo de calidad….

  • comentador

    Esto es engañar a la gente, sin más. La única utilidad ética que le veo es cuando en una película destrozan un coche de época que sólo quedan pocas unidades en plan Mercedes 300 SL

  • Alejandro

    Desprolijidades: Observar el suelo de la última toma. Los guijarros donde pasó el vehículo se mueven como si fueran un fluido.

    • anonimo

      Porque son hojas