web analytics

Más que un juguete

Por Juan Castromil ,

La Cam1 es todo lo que un tecnochaval puede desear (y un friki adulto hubiese deseado). Se trata de un cacharro muy curioso y polivalente, pensado de principio a fin para niños. Aparentemente es una cámara que también funciona como un MP3, pero es que además… es un teléfono móvil!
El dispositivo tiene una pantalla de 1,8″, apenas media docena de botones y una carcasa redondeada, lista para recibir un trato duro. Como cámara (2 Mp) ofrece un manejo sencillísimo para sacar fotos con un solo click, lo mismo que para escuchar audiolibros y música en su función MP3. Pero como móvil, dado que está orientado a niños de 7 años en adelante, aporta destacables medidas de seguridad… y sólo permite llamar o recibir llamadas (o SMS/MMS) de los números previamente configurados por los padres. A esto se le puede sumar su función de localización del terminal a través de triangulación GPRS.

Es un producto diseñado desde el principio para niños, y eso se nota en una interfaz sencilla e intuitiva, aunque ya se sabe que para estas cosas los chavales saben más que sus padres, aunque son estos últimos los que deben educar a sus hijos en el uso, y no abuso, de esta creciente industria de los gadgets para niños.

La Cam1, al igual que el exitoso Mo1, ha sido desarrollado por Imaginarium, fabricado por Vitelcom y será comercializado por Movistar a principios del verano (justo antes de irse de vacaciones) con un precio por debajo de los 100€. Se trata de toda una novedad a nivel mundial, diseñada completamente en España y de la cual podremos ver un avance en el 3GSM.

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en:

  • Pingback: Cam1, el nuevo móvil para niños de Imaginarium()

  • Pepe Batallas

    Menuda porquería de teléfono. Tiene un compendio de cagadas desde la placa hasta la empresa que diseña el SW, que no sé si por subnormales o por que no saben hacer un sólo teléfono bueno. Otros “éxitos” de estos son los Grundig de Carrefour Móvil, que no sé cómo salieron al mercado sin siquiera validarlos en España. Una estafa, vaya.

    De lo peorcito que hay por este mundo. Lo siento por los de Imaginarium, pero les pasa por juntarse con chapuceros y vividores.