web analytics

Los problemas de Google Glass

Las Google Glass son un gadget muy interesante, pero no son perfectas. Te contamos algunos de los problemas más comunes que los primeros usuarios están encontrando

Por Joaquín Alviz @rayjaken ,
Google glasses problemas clipset

google-glass-model

Las Google Glass, para muchos un objeto de deseo, suponen una nueva concepción en la forma en que los usuarios interactúan con su entorno. Pero, a pesar de su aspecto futurista y de su precio, hay algunos aspectos que dan problemas a los usuarios, y que Google deberá tener en cuenta de cara a versiones comerciales.

Es el momento de proponer mejoras

Vale, lo sabemos, lanzar una versión limitada de las Google Glass pensando en desarrolladores tiene como objetivo (además de que puedan existir aplicaciones interesantes cuando las gafas salgan al mercado) que Google pueda tener el feedback de los usuarios para introducir algunas mejoras en el gadget. Pues bien, ese feedback comienza a llegar, y los problemas e inconvenientes que las gafas están dando son de lo más variados. Veamos cuáles son.

Google glasses clipset

Duración de la batería

Ya estamos acostumbrados a que eso muchas veces sea un problema en nuestros smartphones. Pues imagínate en un dispositivo que, en el caso ideal, debería estar relacionándose con nuestro entorno constantemente. A pesar de tener una pantalla con un consumo mucho menor que la de un teléfono inteligente, sí que tienen conectividad inalámbrica, sensores, procesador, y demás tecnología que hacen que su autonomía pueda variar desde 3’5 a 5 horas. Una cantidad de tiempo bastante pequeña como para hacer un uso intensivo de ellas, especialmente cuando los desarrolladores creen nuevas aplicaciones que requieran más recursos de las gafas, por lo que Google deberá pensar en baterías alternativas, o en algún sistema de recarga por energía solar que permita al menos aumentar su tiempo de uso.

Fatiga visual y dolores de cabeza

A pesar de estar pensadas para que se pueda visualizar su display a pocos centímetros del ojo, hay usuarios que han sufrido dolores de cabeza, mareos, fatiga visual, y otros síntomas, que hacen bastante incómodo su uso. Esto tendrá difícil solución, ya que no parece que el display vaya a cambiar mucho próximamente.

Google glasses inconvenientes clipset

Escasa visibilidad de la pantalla en condiciones de mucha luz

También asociado a la pantalla está el problema de que ésta no se ve correctamente cuando el entorno está muy iluminado. Se debe al propio sistema de proyección que utiliza, y de nuevo para solucionarlo habría que modificar la parte correspondiente al visor, aislándolo más de la luz ambiental, algo complicado si queremos que se superponga la imagen digital a lo que estamos viendo más allá de las gafas.

Sistema no configurable

Ésta es una de las quejas más comunes entre los usuarios, y es que, si bien el sistema operativo de las Google Glass funciona basándose en Android, no es Android como tal. En concreto, el dispositivo no permite determinadas acciones de configuración, tales como desconectar la conexión Bluetooth, o modificar el brillo de la pantalla.

google-glass

Control por voz poco fiable

Las Google Glass permiten contestar a mensajes mediante reconocimiento de voz… en teoría. Y es que el reconocimiento a menudo falla, con lo que los mensajes que redacta contienen bastantes errores. Además, esto también hace que ejecute acciones por error, reconociendo incorrectamente comandos de voz, o lo que es peor, que otra persona pueda ejecutar acciones en nuestras gafas (como tomar una fotografía) simplemente diciéndolo en voz alta si está cerca nuestra.

Estructura no plegable

Las llamamos gafas, pero en realidad de gafas tienen poco. Tan poco que ni siquiera pueden plegarse como unas gafas tradicionales (al ser flexibles sí que se pueden doblar, para evitar que se partan, pero no se pueden cerrar como tal), lo cual dificulta el poder guardarlas cómodamente, poder colgárnoslas del cuello, o meterlas en una funda pequeña. Para transportarlas, lo tendremos que hacer manteniéndolas en la forma que tienen, o sea, de gafas con las patillas abiertas, ya que no se pueden cerrar.

Google glasses dobladas clipset

Necesidad de aplicaciones “killers”

Es una de las mayores debilidades de este producto es precisamente contar con “killer apps“, aplicaciones que realmente resuelvan una necesidad del usuario y cobren mayor importancia por usarse precisamente en unas gafas. La existencia de estos programas es lo que Google quiere favorecer, y en ello están trabajando ya los desarrolladores, pero la propia dependencia entre el éxito de las gafas y la existencia de aplicaciones punteras es una debilidad del modelo, ya que, si pudiéramos hacer con las gafas todo lo que hacemos con nuestro smartphone, probablemente su penetración sería muy baja.

Cambios en conductas sociales

Más allá de aspectos tecnológicos, hay una componente social asociada a estas gafas. Y es que, por una parte, sus usuarios son vistos aún como “bichos raros”, en el sentido de que son gafas que no parecen gafas normales, que llaman la atención, y que no están extendidas. Pero, además, las personas que rodean al usuario cambian su conducta habitual, porque no saben bien cómo reaccionar (no saben si, por ejemplo, el usuario les está sacando una foto, cosa que ya puede hacerse simplemente pestañeando gracias a la aplicación Winky, o si está grabando un vídeo). Si la gente se siente incómoda cerca de personas con estas gafas, Google tendrá que pensar en algún indicador que permita a los demás saber si están siendo fotografiados o grabados, entre otras cosas.

Estos son algunos de los problemas que los usuarios han notificado, y en los que es posible que Google ya esté trabajando, aunque probablemente seguiremos conociendo inconvenientes de las Google Glass, conforme su uso se vaya extendiendo.

+ info | Forbes | FayerWayer 

imágenes | Google Glass

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en:

  • Tux

    Yo lo tengo claro, ami que no me miren con esas cosas puestas… que lo usen en el ambito privado con sus amigos y se echen las risas que quieran… pero que ni me miren con eso…

    Creo que el derecho a la intimidad es legitimo. Y a que no se me grabe o retrate sin mi consentimiento…. no soy una imagen publica ni quiero ser conocido.

    • FK

      Claro a borregos como tú, es algo normal, debes de ser tan feo que rompes hasta las gafas… Pues sinceramente a mí no me importaría, siempre y cuando yo no haga cosas inusuales en mí ( dias de fiesta y demás ), que más me da que estén haciéndome una foto sin mi consentimiento si ya saben lo que estoy haciendo en ese momento porque me ven. Vamos es una pega bastante estúpida porque si realmente saben que las llevas y te están viendo, que más da que lleven las gafas o te hagan una foto. Vamos hay que ser muy whore y subnormal para quejarse por eso, pero bueno esto es España, y la sociedad es así.

      • Tux

        Si, soy feo ¿y que?

        No hablo con personas que faltan al respeto para querer llevar la razon. Si para ti es lo mismo recordar un suceso que ver una fotografia o un video… ¿Para que ostias quieres las gafas?

      • Enrique

        Tu comentario dice muchas cosas de ti y no muy buenas.

        Primero insultas sin venir a cuento, y sin mediar provocación alguna, sólo por el echo de que no estás de acuerdo con el autor del otro comentario lo insultas.

        Segundo, dices “hay que ser muy whore y subnormal para quejarse por eso, pero bueno esto es España”, lol, eso si que es un argumento, los desarrolladores que han dicho eso no son necesariamente españoles, y además si hace “cosas inusuales” en “días de fiesta y demás” ya no son tan inusuales y si en esos días alguien al lado tuya tiene esas gafas y te mira, ¿No dejarías de hacer esas “cosas inusuales” modificando tu formal normal de actuar?, y por tato a la larga eso ¿no te haría sentir incomodo?

        En fin, el problema de España es que hay mucho que va de listo sin merecérselo.

    • Alex

      Sabias que a tu alrededor en la calle, hay mucha gente a la que le gusta llevar camaras micro? de esas que las pones en la ropa o en accesorios que muy bien se camuflan y ya podrías estar ahora mismo tu subido a internet en algún portal? Coincido en lo de la privacidad pero ya como que nos vamos olvidando de eso porque ahora todo en la calle será camaras, camaras de seguridad, cada vez mas y mas que te registraran para bases de datos delincuenciales. Lastimosamente vida privada solo la tenemos en casa y sin estar conectados a internet porque ni en eso nos salvamos.

      • Tux

        Si, y tambien los del gobierno me hacen fotos desde los satelites no te fastidia…

        Me da igual lo que creais que es el futuro o que esto sera asi porque si porque es un avance del copon y todo lo que tu quieras. Solo he expresado mi rechazo profundo y directo hacia este producto.

        Si una amistad me mira con eso, le digo que se lo quite con toda la amabilidad del mundo… y punto.. igual que cuando mi madre me intenta sacar una foto.. le digo no.. aqui no.. porque soy muy feo.

  • Karolvs

    Están gafas acabarían por monitorizar todo y cuando para ir a un sitio te señalen la ruta a seguir, ¿hasta qué punto seremos dueños de nuestra vida?.

    Y no olvidemos que estamos hablando de Google, esto es, será como en Minority Report, bombardeo de publicidad constante (¿de dónde creeis que salió la fortuna de Google?).

  • Pensando en fantasías (pesadillas) distópicas se me ocurre plantear posibles problemas más serios que podrían darse, como que les diera por mandar mensajes subliminales a los usuarios que las lleven.

  • Diego

    Creo que para que las gafas funcionen deberían en todos los países liberar el wifi y que haya internet en todas partes y en países como acá en América latina no mis hay… Servirían solo para hogares o deberían poner algún plan con operadores de internet para usarlo en la calle….

  • Pingback: Los problemas de Google Glass: ¿Son tan perfectas como nos quieren hacer creer?()