web analytics

Leica M-D, la exclusiva cámara digital sin pantalla

Leica quiere recuperar la esencia de la fotografía eliminado distracciones con una cámara digital tan básica que no tiene pantalla

Por Juan Castromil ,

LeicaBack.0

Leica tiene esa extraña relación de amor y odio con la tecnología que a veces da como resultado cosas tan curiosas como la Leica M-D Type 626. Una cámara digital, pero que prescinde de pantalla y por lo tanto de buena parte de las funciones conquistadas con la fotografía digital.

Externamente esta Leica parece una cámara antigua de carrete ya que la ausencia de cualquier pantalla o panel de datos le permite mantener el diseño clásico. Es decir, un visor óptico, un dial de velocidad, un selector de sensibilidad ISO y el disparador con interruptor de encendido (único detalle que la delata como electrónica). Ni más ni menos, pura esencia fotográfica que para más detalles, y dado que no dispone de menú de ajuste, solo captura imágenes en formato RAW DNG (nada de vídeo). Después tocará una buena sesión de edición digital. Tan solo un dial en la zona del pulgar abre la opción (pendiente de confirmación) de una compensación de exposición o tal vez un balance de blancos, controlado desde el visor.

Leica_M-D_Typ_262_01_AA-1-1024x725

Esta involución sigue la máxima de Leica de que menos en más y que así el fotógrafo se concentra solo en lo importante: la fotografía. Algo parecido a lo que ya hicieron hace unos años con la Leica Monochrome que solo capturaba en blanco y negro -y que curiosamente comparte como detalle la ausencia del característico círculo rojo emblema de la compañía-. Eso si, si algún inocente pensaba que la ausencia de estos componentes iba a reducir el precio, ya puede desengañarse porque su precio es de 5.999 euros.

Leica_M-D_Typ_262_03_AA-1

Técnicamente cuenta con un procesador Maestro y un sensor CMOS Full Frame de 24 MPx solo para fotos (nada de vídeo). Pero no hay que olvidar que Leica ya tuvo una edición especial de 600 unidades de la Leica M Edition 60, un experimento que tampoco tenia pantalla y cuyo precio era de 15.000 euros. Ahora la M-D parece seguir sus pasos aunque a un precio algo más asequible.

 

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en: