web analytics

LeEco Super Bike, la bici conectada al móvil y repleta de sensores

LeEco Super Bike va más allá de ser una bici eléctrica, tiene sensores, GPS, luces de posición y hasta un móvil soldado al manillar

Por Manu Contreras ,

leeco-superbike

¿Serán las bicicletas eléctricas el próximo gran regalo de navidad? Tras los drones y los fatídicos hoverboard, el mundo de la tecnología mira a las bicis como el próximo sistema de transporte que revolucionar con más sensores, gadgets y conexión. La empresa china LeEco lo demuestra con su primera bicicleta LeEco Super Bike.

LeEco acaba de entrar por la puerta grande en EE.UU. con el anuncio de televisores, móviles, una bici de 30 velocidades eléctrica e incluso un futuro automóvil eléctrico. Pero ha sido esta bicicleta eléctrica lo más interesante.

Incluye un smartphone al que se le puede poner una tarjeta SIM, pero soldado al manillar de la bici. Tiene una pantalla de 4 pulgadas y usa una versión muy personalizada de Android para mostrar la información básica que necesita un ciclista: mapas, información de la ruta, elevación, temperatura, tiempo haciendo ejercicio o las calorías quemadas. Además, tiene un monitor de ritmo cardíaco en el manillar.

leeco-superbike-manillar

Tiene su propia versión de red social con una comunicación directa con otras bicicletas de LeEco. Pulsando un botón en el manillar puedes hablar con estas personas a una distancia máxima de 1,6 kilómetros (1 milla). No necesita micrófono externo, el móvil ya incluye uno. Además, los extremos del manillar tienen luces de posición para indicar los giros que vas a hacer.

En el cuadro se incluyen varios botones. Uno para hacer fotos o grabar vídeos con una cámara de acción (que anunciarán proximamente), otro para encender la luz delantera y un botón de freno para que bloquea la rueda trasera. Y por si esto no fuese suficiente, la bici emite una línea de luz a su alrededor marcando la zona por la que los coches no deberían pasar y así evitar accidentes.

Todo esto funciona con una gran batería que ayuda a la pedaleada y que puede recargarse con un cable microUSB. O bien, usa la energía que genera la rueda delantera para recargarse.

No existe precio o fecha de lanzamiento, pero en China hay tres versiones que cuestan desde los 541 euros, hasta los 5.400 euros dependiendo de la calidad de los materiales.

En Europa lo más cercano que tenemos de una bici con estas características es la holandesa Vanmoof, que incluye en un buen diseño un motor eléctrico, GPS y sensores conectados a una app de tu móvil.

+ Info | Cnet

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en: