web analytics

Las insólitas fronteras variables de Google Maps

La solución de Google Maps a los conflictos territoriales es tan simple como ingeniosa, pero ¿cuándo debe aplicarse?

Por Juan Castromil ,

Google ha destacado por tener una doble moral respecto del bien y del mal, y actuar siempre al límite de la ley. En este terreno, donde la diplomacia política vale su peso en oro… o en usuarios, no deberia extrañar que los mapas de Google sean una herramienta que pueda increcentar o reducir la tensión territorial en aquellas “zonas grises” del planeta.

Existen algunos ejemplos como el conflicto de Arunachal Pradesh (entre India y China) en el cual un territorio es disputado por dos paises que reclaman su inclusión dentro de sus fronteras. El problema que surge en este caso es que estos límites dependen de en qué momento se fijen y por encima de ello, de quién defina dichas fronteras. Por eso Google ha decidido inventar las fronteras variables, una suerte de mapas con fronteras que cambian según desde qué país las estés viendo.

Captura-de-pantalla-2014-04-04-a-la(s)-11.58.40

De esta manera logran que cada uno de los países en conflicto vea dicho territorio como propio. Una trampa que permite mantener la calma internamente, pero que puede resultar un poco liosa para el resto de los paises. Por ejemplo Arunachal Pradesh visto desde China pertenece a China pero visto desde India pertenece a India. Esto mismo ocurre no solo con las fronteras, sino también con las denominaciones como por ejemplo el “Golfo Pérsico” y el “Golfo de Arabia“.

La cuestión es que sin embargo, esta politica de mapas duales no está claramente definida y parece obedecer más a los propios intereses de Google en cada país, que ningún otro tipo de criterio. Por ejemplo si se mira el mapa de Crimea (en conflicto entre Rusia y Ukrania) Google lo considera parte de Ukarnia incluso si se mira desde desde Rusia. ¿Vamos camino a un mundo con frontras variables? Google , como siempre, tiene la respuesta.

+ info | Washington Post

Compartir en:

  • Creo que Google muestra la misma dualidad es cualquier aplicación de la red. Por un lado quiere favorecer el libre contenido de la red, pero pones en los primes lugares aquellos sitios de pago o que pertenecen a grandes empresas que le traen redito económico. Y Google es una empresa, apunta a lo que le es más redituable
    Muy buena la nota. Gracias