web analytics

La invasión de los bots: qué son y para qué los usaremos

Estas pequeñas aplicaciones parecerán conversaciones de chat en Facebook Messenger, Kik, Telegram y otras, nos permiten hacer tareas comunes más rápido

Por Manu Contreras ,

robot

Durante los últimos meses hemos escuchado bastante acerca de los bots y de cómo serán “las nuevas apps”. Las apps de mensajería son las más agraciadas en esta nueva ola tecnológica que promete poner un bot en para cada necesidad.

Pero ¿Qué son los bots y para qué los usaremos? ¿De verdad tienen alguna utilidad? Como siempre, cuando hablamos de servicios personales dependerá de cada individuo y de los servicios en los que esté interesado, pero lo que parece obvio es que muchas de las grandes tecnológicas del mundo están apostando por estas pequeñas aplicaciones.

¿Qué es un bot?

Bot de la app Vine en Kik Messenger

Bot de la app Vine en Kik Messenger

Un bot es una aplicación que no tienes que instalar. Se está ejecutando en algún servidor de alguna empresa y cuyo cometido es el de interactuar directamente contigo para automatizar alguna acción. Por ejemplo, hacer un pedido en una tienda online, reservar una mesa de un restaurante o pedir un coche que te recoja en un lugar concreto.

Los bots son programas que simulan tener una conversación contigo cuando en realidad lo que están haciendo es buscar palabras o frases clave que pueden interpretar en un comando. Si estás escribiendo a un bot de una reserva de hotel, este buscará las fechas, ciudad y personas que se alojarán, mostrando resultados de su base de datos.

Hay otros bots que simplemente publican lo que obtienen de una web, mostrando las últimas noticias de un medio y añadiendo al final si quieres saber más sobre ese tema. En esencia, un bot es lo mismo que un servicio web, solo que contextual y pensado para que simule una conversación.

¿Qué puede hacer un bot?

Tienda de bots en Kik

Tienda de bots en Kik

No existen muchas limitaciones con el poder de los bots. De existir son las mismas que ofrece una app en un smartphone. Al tratarse de servicios, como una floristería, un restaurante, una tienda online o incluso servicios como alertas meteorológicas o de tráfico, pueden adaptarse al mundo de las conversaciones de texto.

Los bots generalmente empiezan dándote las gracias por hacer uso de su servicio y abriendo una serie de preguntas básicas para saber quién eres, qué quieres y dónde te encuentras.

Por ejemplo, un bot para comprar algún producto en una tienda online te pedirá primero el producto que buscas. Si lo encuentra en su inventario te dirá que tiene a tu disposición y si quieres comprarlo. Respondiendo directamente, podrás comprar el producto que has seleccionado, claro que tendrás que insertar los datos de tu tarjeta si no estás registrado anteriormente con ellos.

Un bot para reservar una mesa de un restaurante te pedirá lo básico: donde estás, qué restaurante quieres reservar, el día y la hora y cuántas personas para reservar. Si no hay espacio para ese día y hora, al conocer dónde quieres reservar, te puede mostrar otros restaurantes cercanos. Casi cualquier cosa que hagas con una app normal la puedes hacer con un bot y parecerá más amigable.

Las empresas que apuestan por los bots

Un par de ejemplos de bots en Telegram

Un par de ejemplos de bots en Telegram

Microsoft presentó hace unos días su apuesta: quieren ser la plataforma para crear bots. Han creado aplicaciones para que los desarrolladores y las empresas tengan más fácil crear estos programas que se conecten a chats como Skype, GroupMe, Kik, Telegram o Facebook Messenger.

La popular aplicación de chat entre los más jóvenes Kik abrió hace poco una tienda de bots, donde se pueden agregar a tus chats o interactuar directamente. Por ejemplo Kik tiene bots de la app de vídeos Vine, de la tienda de ropa H&M o Sephora, información meteorológica de The Weather Channel…

Telegram es una aplicación de chat que hace tiempo apostó por los bots y hace unos días presentaron una nueva versión para estas aplicaciones. Tienen bots famosos como @gif que te permite buscar e integrar en chats GIF animados, @pic que hace lo mismo pero con imágenes, @youtube buscando vídeos de este sitio para incrustarlos o la reciente @music, que busca música clásica.

Facebook anunció hace unos días en su conferencia la plataforma para desarrolladores que permite agregar bots a Messenger. Ya existen algunos funcionando como Poncho de información meteorológica, CNN para información general o el de Wall Street Journal de información financiera. Por ahora hay pocos y los que hay en inglés para el público americano, pero poco a poco irán apareciendo más, en otros idiomas y centrados en diferentes.

¿Cómo ganan dinero los bots?

Bot de la tienda de deportes Sprint en Facebook Messenger

Bot de la tienda de deportes Sprint en Facebook Messenger

Aunque es gratis que las empresas tengan sus bots en plataformas como Facebook Messenger, estas deben tener alguna forma de ganar dinero previa. Es evidente que si es un bot que te vende un producto, de ahí sacará beneficios.

Los bots gratuitos que muestran información, como por ejemplo los que muestran información meteorológica, tienen una forma diferente de ganar dinero, ya sea usando sus datos para después venderlos a otras empresas o porque son parte de una empresa más grande.

¿Por qué estamos escuchando tanto de ellos ahora?

Hay un problema; la gente no descarga aplicaciones, y las que descarga son aplicaciones para ponerse en contacto con otras. Aunque parezca raro, la gente sigue usando su smartphone como un móvil tradicional, solo que ahora usan apps para comunicarse con otras personas cuando antes lo hacía con SMS o llamadas.

Las empresas tienen que gastar muchísimo dinero para intentar que te descargues su app, por eso también vemos cada vez más publicidad tradicional de estas apps, sobre todo en televisión y en marquesinas.

Las empresas pueden crear estos bots para relacionarse contigo en esas apps que usas todos los días, casi con total seguridad WhatsApp, Facebook Messenger, Telegram, LINE y muchas otras. Es mucho más fácil agregar o empezar una conversación con un contacto de una empresa en formato bot que ir a la tienda, buscar la app, descargarla y registrarse. Son muchos pasos y la gente es por naturaleza muy vaga.

Algunos de los ejemplos que Facebook puso en su pasada conferencia F8 en San Francisco demuestran cómo se pueden hacer tarea simples desde bots, como reservar una mesa en un restaurante o comprar flores para otra persona. Todo sin salir de la app que usas a todas horas.

Los problemas a los que se enfrentan los bots

El principal problema es que no todo el mundo usa las mismas aplicaciones de chat, por lo tanto, las empresas tendrán que tener un bot en cada plataforma, lo que puede llegar a ser un problema. Será de esperar que alguna de estas plataformas, pongamos como ejemplo Kik, tenga un bot de un servicio conocido en exclusiva. Esto podría atraer a más usuarios a Kik, pero para las personas que no lo usan y no tienen interés en abrirse una cuenta, les resultará un problema.

Los bots no reemplazarán a las aplicaciones, que al final son más completas, si no que serán complementos, formas más rápidas de ponerse en contacto contigo.

Compartir en: