web analytics

iPhone día 1, o cómo morir de éxito

Por Juan Castromil ,

Problemas mundiales para activar los millones de iPhones tras largas esperas en la calle

Ciertamente la gente se ha vuelto loca. En Nueva York la cola para comprar el iPhone se formó hace ya varios días. En Madrid una mediática cola de más de 300 personas que esperaban horas para comprar su iPhone en la Flagship de Telefónica (proceso que duraba más de media hora).

Mientras, en el resto de España, bastante desabastecimiento a nivel local y para rematarlo algunos distribuidores que ya habían “reservado” todos sus iPhones (contra la política de Movistar) o no sabían activarlos. Pero aquí no acaba la odisea. A medida que pasaba el día, y se abrían las tiendas en EEUU, el sistema de activación del iPhone a través de iTunes estuvo fuera de servicio en repetidas ocasiones debido al gran número de accesos registrados, vamos el iPhonecalípsis. Eso sí, no sólo los fanboys se volvieron locos, los medios también. Todos los telediarios parecían no tener otra noticia y los periódicos daban páginas completas (algunos como “El País” saltándose la claúsula de embargo firmada con Apple gracias a la cual habían disfrutado del equipo con varias semanas de antelación). Medio mundo espectante y el otro medio hasta las narices. En cualquier caso, ahora por fin, tenemos el iPhone 3G “más rapido, pero NO más barato“.

En resumen, un pequeño análisis del iPhone día uno:

  • Grandes colas en todo el mundo 🙂
  • Éxito de comunicación y marketing en todos los medios 🙂
  • Apple se ahorra millones de dólares en publicidad 🙂
  • Desabastecimientos importantes y  🙁
  • Caída del servicio de activación de iTunes 🙁
  • Apple ofrece los primeros síntomas de pérdida de Mojo, dividiendo a la sociedad entre pro y contra iPhone (sin contar los usuarios cabreados que tienen un iPhone sin activar, porque a esos se les pasa el mosqueo en unos días) 🙁

Mi experiencia con un iPhone (conectado) tras el día de ayer, ha sido bastante positiva, me he caído un par de veces por no ver por dónde miraba, Carolina se ha comprado unos cuantos trapitos muy caros porque yo sólo pasaba la tarjeta sin mirar qué compraba, pero sigo viviendo feliz (sin despegar la cara del iPhone). Menos mal que tras durarme la primera carga de la batería 5 horas, tuve que dejarlo un rato.

PD: Seguimos buscando el iPhone a 199$ que prometió Jobs. Si alguien lo ve, por favor que avise. Lo echamos de menos.

Compartir en: