web analytics

iMessage no es tan seguro como dice Apple, pero tiene explicación

El diablo está en los detalles y en iMessage esos son los metadatos, que pueden revelar números de teléfono o incluso direcciones IP

Por Manu Contreras ,

ios-10-imessage-options

Tras el atentado de San Bernardino en el que dos terroristas mataron a 14 personas e hirieron a otras 21, el FBI pidió ayuda a Apple para que lograsen desbloquear un iPhone que pertenecía a uno de los asesinos. La negativa de Apple al explicar que ellos no pueden desbloquear un iPhone o leer los mensajes o contenidos de conversaciones usando iMessage, la aplicación de chat nativa en iOS, se convirtió en el icono del cifrado y la protección de datos, aunque sea en ocasiones tan horribles.

iMessage es una de las piedras angulares de Apple en muchos países, es la aplicación de chat que reemplaza los mensajes de texto y especialmente popular en EE.UU., pero no es tan segura como se cree. Un artículo The Intercept muestra como iMessage almacena metadatos en los servidores de Apple, los cuales pueden entregarse a la Policía en caso de una investigación.

imessage

El problema es que estos metadatos contienen información del número de teléfono al que se escribe, para que los servidores de Apple determinen si ese número puede usar iMessage o sólo SMS. Según The Intercept, estos metadatos también pueden contener fechas y direcciones IP dejando la posibilidad de una posible identificación de las personas en una conversación.

Más allá del problema de los metadatos, lo preocupante es que Apple guarda esta información durante 30 días.

¿Quiere decir esto que iMessage no es seguro? No. Los mensajes enviados y recibidos mediante iMessage siguen estando cifrados. El problema está en esos metadatos, pequeños trozos de información necesarios para que el servicio pueda funcionar. No sólo iMessage usa este formato, la popular aplicación cifrada Signal también usa metadatos para saber si la otra persona está registrada en su sistema.

Es un mal necesario que todavía no tiene una solución perfecta, que sea cifrada y fuera del alcance de otras partes. Aunque las conversaciones son seguras, el problema sigue estando en esos pequeños trozos de información, los metadatos.

+ Info | The Intercept

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en: